Tutankamon murió de malaria y era hijo de Akenatón

  • El estudio ha sido realizado por el Consejo Supremo de Antigüedades de El Cairo

La malaria y una enfermedad ósea causaron la muerte prematura de Tutankamón a los 19 años de edad, según un estudio paleogenético que también revela su linaje y que con toda probabilidad era hijo del faraón Akenatón. Los resultados de la investigación, llevada a cabo por Zahi Hawass, del Consejo Supremo de Antigüedades de El Cairo y sus colegas, se publican en la última edición de la revista científica JAMA.

El estudio revela algunos de los misterios que rodean al faraón más conocido de la egiptología, tales como la causa de su temprana muerte -objeto de numerosas hipótesis- y su parentesco con otros miembros de la familia real. Los científicos llevaron a cabo análisis antropológicos, radiológicos y del ADN de la momia de Tutankamón y otras diez momias de la época (entre 1410 y 1324 a.C) posiblemente emparentadas con él. El estudio permitió poner nombres a varias de las momias anónimas, entre ellas la KV35EL que fue identificada como la de Tiye, madre de Akenatón y abuela de Tutankamón, y la misteriosa momia KV55, que con toda probabilidad es la de Akenatón. Según sus conclusiones, el lazo paterno-filial entre Akenatón y Tutankamón se desprende de los numerosos rasgos antropológicos característicos y del grupo sanguíneo común a ambas momias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios