Transdimensión

Muy interesante, por única y diferente, esta muestra de uno de los grandes artistas españoles. Carmen de la Calle lleva hasta su galería de la calle Santo Domingo la personalísima obra de Guillermo Pérez Villalta que, además, podemos decir que siempre ha sido uno de los autores preferidos y con más afinidad de la galerista jerezana. En estas dos décadas, el pintor de Tarifa ha sido uno de los pilares fundamentales en el trabajo en torno al arte contemporáneo llevado a cabo tanto en los espacios de Jerez como en el de Madrid.

Todos sabemos que la obra de Pérez Villalta se sustenta en el conocimiento general de la obra clásica, a la que él somete a unas personalísimas consideraciones y las rodea de una dimensión particular donde la belleza no es, absolutamente, ajena. En su pintura, se recrea un campo escénico trazado con la trascendencia de su profunda base arquitectónica.

Al mismo tiempo, siempre se ha sentido interesado por el diseño de bellas e ideales construcciones, así como de elementos decorativos que llevan el particular sello del creador gaditano.

Desde hace unos años, Guillermo Pérez Villalta se ha visto profundamente interesado por las Artes Aplicadas y junto a su pintura, ha realizado una serie de piezas de orfebrería en los que la estética indiscutible del artista se pone al servicio de los antiguos oficios artísticos tradicionales. Las obras son la escenificación apasionada de un profundo análisis y conocimiento de la realidad que quiere transmitir a la que da forma de una forma, elegante, bella y exquisita. Son piezas cargadas de especialísimo simbolismo extraído de su profundo conocimiento de la realidad artística a través de la Historia; lo que le permite que cada una de sus obras se apoye en una magia que traspasa espacios inmediatos y se encamine a una realidad presentida y generada por la inmensa pasión creativa de su autor.

Guillermo Pérez Villalta vuelve a hacer posible, con unas pocas obras, el esplendor de la orfebrería, sus postulados estéticos y plásticos y su horizonte ilusionado lleno de esos valores donde se conjugan horizontes mágicos de oriente y occidente, de un moderno y particular clasicismo que funden en plata verdaderas joyas, como pequeños universos llenos de impresionante belleza y suma trascendencia artística.

Una pequeña exposición que nos hace situarnos en los infinitos ambientes de una obra total que transporta a los puros horizontes de la obra atemporal de Guillermo Pérez Villalta, ese autor en posesión de uno de los lenguajes más preclaros de nuestro arte.

Carmen de la Calle vuelve a situarse en la estela de un artista genial que convence con cualquier situación y que ahora, con la orfebrería, crea un horizonte de pura exquisitez formal, conceptual y artístico.

Guillermo Pérez Villalta Espacio de la Calle (Jerez)

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios