Trabajadores del Museo de Cádiz denuncian el recorte de horarios

  • La Consejería de Cultura propone un turno único en todos los museos y conjuntos arqueológicos de Andalucía, que abrirán de 10.00 a 17.00 Temen la reducción de personal

Comentarios 18

El nuevo calendario propuesto por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a los representantes de los trabajadores de los Museos y Conjuntos Arqueológicos de la Comunidad Autónoma de Andalucía dependientes de esta entidad ha deparado alguna que otra desagradable sorpresa. La primera de ellas, el cuantitativo recorte de horario al que se verían sometidos los centros, con un turno único establecido de 10.00 de la mañana a 17.00 de la tarde, a la que seguiría la apertura de los centros todos los días del año -salvo los lunes- incluido los festivos, con un total de 14, frente a los 5 en que los museos abrían hasta el momento. En el caso de conjuntos arqueológicos, parece que en verano se prolonga hasta las 19.00 horas.

Así se anunció el pasado viernes 14 en la subcomisión de cultura que cada año se celebra para concretar el horario de apertura y cierre de los museos, y así lo transmitió ayer a este medio uno de los representantes sindicales de los trabajadores del Museo de Cádiz, Alberto Sánchez, a su vez conserje de la pinacoteca provincial gaditana, quien añadió que no se llegó a ningún acuerdo ante el rechazo de los representantes sindicales asistentes.

Este trabajador aclara que hasta el momento existían dos turnos repartidos entre las 9.00 y 20.30 horas en que abre el Museo. "Pero ahora pretenden reducir a uno, con lo que entendemos que peligra el trabajo de la mitad de la plantilla", según denuncia del nuevo horario, que entraría en vigor en enero de 2013 y que afectaría a expendedores y vigilantes.

Alberto Sánchez, que ya acumula 30 años de experiencia, informa de que a la semana son 17 horas y media menos las que el Museo abre sus puertas, "más de 880 horas en todo el año", puntualiza ante el consecuente temor de recorte de plantilla.

Este nuevo horario obligará al personal a almorzar en el centro y pone en peligro el complemento de turnicidad de los trabajadores, "pues al no hacerlo, terminarán quitándolo". Alberto Sánchez añade que esto supondría un nuevo varapalo, "convirtiéndonos en mileuristas, pues si nos quitan este complemento perdemos una media de 200 euros al mes, que se suman a los 4.000 que ya nos han quitado a lo largo de todo el año con los recortes", añade.

La reunión contó con la presencia de la directora general de Museos e Instituciones, así como varios directores de museos y tres técnicos, aparte de los representantes sindicales del conjunto de trabajadores de todos los centros, que decidieron de forma unilateral no firmar este nuevo plan, al considerar el profundo cambio en condiciones de trabajo que se produciría. La segunda reunión se celebrará a lo largo de esta mañana en la Secretaría General Técnica de Sevilla, a partir de las 9.30 horas, "pero si siguen manteniendo estas condiciones, no estamos dispuestos a firmarlas".

La administración autonómica ha justificado esta modificación en el horario de los centros con " la racionalización de los gastos, fundamentalmente energéticos", además de ensalzar dos nuevas características como los horarios "claros" y "únicos" para el turista que quiera asistir a cualquier museo andaluz.

En este apartado señala que "el Museo abre sus puertas para el personal administrativo y limpieza a las 7.30, con lo que el ahorro energético sería únicamente un par de horas al día, de modo que no merece la pena".

Alberto Sánchez explica que "nunca antes se habían encontrado con cambios tan drásticos en esta reunión". Recuerda que hace cuatro años plantearon "la ampliación de personal para cubrir horas pero, como siempre, cuando la medida llegó a Cádiz ya no quedaban recursos y el personal terminó doblando y haciendo horas extras. Se nos impuso", dice. "Y ahora se cuelan con esto".

Y aunque insiste en que a los trabajadores del Museo de Cádiz no les asusta el trabajo, considera que la propuesta carece de lógica. "El Museo cierra muy temprano, lo que perjudica bastante, sobre todo de cara a la entrada del buen tiempo". Y aparte, añade, "abre todos los días, todos los festivos, aun sabiendo que en algunas de estas jornadas como el 1 de enero o el lunes de Carnaval, no va a venir prácticamente nadie".

Aparte del problema laboral al que se enfrentan los trabajadores, estima que el comercio de la zona se verá perjudicado. "Son muchos los visitantes que recibe el Museo de Cádiz, y esta cifra -que ha incrementado en los dos últimos años- seguro descenderá, lo que también afectará al sector hostelero de la zona, que también lo notará con una menor afluencia de turistas, lo que no se entiende en una ciudad turística como Cádiz".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios