Tina Pavón e Inés Bacán, un mano a mano en el cante más profundo

  • El ciclo 'Conocer el Flamenco', organizado por Cajasol y el Casino Gaditano, concluye esta edición en la capital con el espectáculo 'Contrastes'

Salen al escenario con la mente en blanco, sin ensayos ni preparativos, todo en manos de la improvisación y de los ánimos del momento.

Se encuentran a gusto en todos los palos del flamenco; da lo mismo una bulería, una seguiriya que una soleá porque lo importante es transmitir y sentir la fuerza que respira y da vida al flamenco.

Así se presentan las dos grandes cantaoras, Tina Pavón e Inés Bacán, que con el espectáculo Contrastes concluyeron en la tarde de ayer la XXIII edición del ciclo Conocer el flamenco, puesto en marcha por el Casino Gaditano y la Obra Social de la Fundación Cajasol.

Un espectáculo, como bien explican sus protagonistas, basado en el contraste de sus voces y la forma de cantar de dos destacadas figuras del jondo. De diferentes interpretaciones, que en un mano a mano juegan a desvelar los secretos del flamenco más puro, más sentido, del buen flamenco de antaño.

La experiencia es lo que les ha dado madurez artística para llegar a un escenario sin saber que van a interpretar. "Yo nunca preparo nada. Improviso y selecciono lo que voy a cantar según el estado anímico en el que me encuentre y el tipo de público que tenga frente a mi", explica Tina Pavón. Y es que vivir y sentir este arte "es algo que se lleva dentro", sobre todo si se procede de la vieja escuela.

"Yo sigo en la línea de lo clásico porque es donde me encuentro bien con mi forma de expresar los cantes", explica Tina. Y muy en su línea, añade Inés, "el cante flamenco profundo es más tranquilo, más llevadero, por eso me entrego totalmente a la interpretación cuando estoy arriba".

Aunque son dos artistas diferentes, cada una de una rama del flamenco, y con raíces en cierto modo opuestas, ambas han llegado a un denominador común. Las dos se han consagrado en el mundo del flamenco, siendo reconocidas en diferentes escenarios y festivales, coincidiendo en la pureza y la claridad que se percibe en un cante casi a capella, con una guitarra y al son de palmas sordas.

"Evolucionar siempre es bueno, y probaría otras cosas si me las propusieran, pero que oliera a flamenco por todos lados", explica Tina.

Poder, autenticidad, creatividad. Todos son sinónimos de la elegancia y majestuosidad que ofrecen estas dos artistas sobre las tablas de cualquier escenario. Y que muchos gaditanos pudieron disfrutar, en la tarde de ayer, en el Casino.

Este espectáculo continuará su recorrido por diferentes puntos de la provincia gaditana. Así, podrán disfrutar de Contrastes este sábado en El Puerto de Santa María, y el próximo 1 de febrero, en Puerto Real.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios