José Guadalajara. Escritor

"Tarifa se convierte en protagonista de un asedio por mar y por tierra"

  • El filólogo y escritor madrileño acaba de publicar su última novela 'El alquimista del tiempo' La obra parte en el cerco de Tarifa por las fuerzas del rey Sancho IV de Castilla

Desembarcó en Cádiz. El filólogo y escritor madrileño José Guadalajara acaba de alumbrar una nueva novela, la octava en su cuenta particular, quiso viajar hasta el sur para presentarla. Su obra El alquimista del tiempo, que ha editado Stella Maris, está ambientada en la época de transición al Renacimiento y cobra relevancia para los lectores campogibraltareños, porque su trama precisamente tiene Tarifa como punto de partida.

-En primer lugar, me gustaría saber ¿por qué ese título?

-Los alquimistas buscaban descubrir la piedra filosofal para transformar todos los metales en oro, pero la alquimia tenía además una dimensión más trascendente, la purificación interior para acceder a un estado de mayor espiritualidad. Por otro lado, el título recoge también la importancia que tiene el tiempo en la misma, especialmente el dominio de ese tiempo en el plano personal, pero también social. Maese Cerebruno, uno de sus personajes, viajará a Roma desde Sevilla para conseguirlo.

-Ha estado en Cádiz presentando la obra, ¿forma parte de su gira o era un punto clave?

-Me parece un punto clave por la relación sobretodo de una de sus ciudades con mi novela. Además, he venido a Cádiz para conocer de primera mano algunos datos para mi próxima obra.

-La obra gira en torno a una época de transición y camina sobre hechos sucedidos en Tarifa...

-El alquimista del tiempo se inicia precisamente con el cerco de la ciudad de Tarifa por las fuerzas del rey Sancho IV de Castilla. A lo largo de la novela se irán abordando episodios singulares de esa conquista que se irán mezclando con otras tres tramas llenas de intrigas y situaciones inquietantes. Tarifa se convierte en protagonista de un asedio por mar y por tierra, ya que la ciudad es un enclave fundamental para el acceso a la península desde las costas de África. Los benimerines la dominan y los cristianos tratan de conquistarla, algo que sucederá con su capitulación el 21 de septiembre de 1292.

-¿Cuáles han sido sus principales apoyos documentales?

-Un escritor de novela histórica debe recurrir a numerosos materiales para reflejar con fidelidad el periodo en el que transcurren los hechos. En mi caso, además de consultar crónicas de la época y diversas monografías y artículos, he manejado también la declaración de un implicado en un proceso de falsificación de una bula para legitimar el matrimonio de Sancho IV con María de Molina, otra de las líneas argumentales de El alquimista del tiempo.

-¿Qué encuentra el lector en sus páginas, más historia o más ficción?

-Hay historia con mayúsculas y, por supuesto, ficción, sobretodo en la historia de Jorge de Rudelia, que se ha enamorado 'de oídas' de una mujer de belleza proverbial llamada Nicoletta di Fiori. Para conocerla viajará a Roma en una galera que parte del puerto de Sevilla. Tengo que decir que esto del amor 'de oídas', por otra parte, es algo muy curioso pero del que existen muchos casos en la historia, consiste en enamorarse de alguien a partir de los elogios realizados acerca de una persona, pero sin haberla visto jamás.

-En su caso como filólogo, ¿qué le fuerza más a escribir el interés de transmitir la Historia o el de contar una historia?

-Ambos, sin duda. El deseo de acercar la Historia a mis lectores, de convertirla en algo vivo, de que puedan oler y casi respirar aquel tiempo a través de las páginas de la novela. También, cómo no, contar una o varias historias que inquieten, entretengan y emocionen.

-¿Cómo podría explicarle a un futuro lector qué encontrará entre sus páginas?

-Descubrirá una novela en la que apreciará un estilo de contar en el que la palabra cobra importante protagonismo. Además un ritmo dinámico, capítulos cortos y una estructura que propicia la intriga y el deseo de continuar la lectura. Hay cuatro tramas, como ya he ido contando, desde el proceso secreto para falsificar un documento que legitime un matrimonio regio, una trama de amor y el deseo de un viejo alquimista de construir el primer reloj mecánico del mundo gracias a unos planos olvidados en los que falta una pieza clave. Como marco, el asedio de Tarifa.

-Por último, me gustaría saber si su visita a Cádiz le ha animado lo suficiente para desempolvar más entresijos de la historia en la provincia y si conoce el Campo de Gibraltar.

-Cádiz, donde estuve de niño, me ha parecido ahora una ciudad sorprendente, abierta, luminosa, plenamente acuática. Me han gustado mucho los pueblos que he visitado en estos días y he apreciado en sus gentes una calurosa amabilidad. Para alguien que viene de Madrid, el acento gaditano tiene reservada una dulce musiquilla para los oídos. Y sí, conozco el Campo de Gibraltar, he estado en Tarifa, Algeciras y La Línea de la Concepción. Tal vez, entre estas ciudades u otras que conforman la comarca pueda sacar una historia para una futura novela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios