Tarde de letras encadenadas

  • El Reina Sofía acogió ayer la entrega de la distinción a María Elena Iglesias y Antonio Puente, en un acto puesto en marcha por 'Diario de Cádiz' y el Ayuntamiento gaditano

Comentarios 1

"La literatura debe provocar y hurgar en los pliegues donde podemos sorprender", decía ayer Fernando Iwasaki, en el acto de entrega del premio de la V edición del Concurso de Relatos Cortos que, con motivo del Día Internacional del Libro, promueven el Ayuntamiento de Cádiz y Diario de Cádiz. Y en este afán de bucear por los mares de la creatividad, el autor medio peruano, medio japonés y con un puntito gaditano, elaboró el inicio de un texto sugerente y divertido, El genio de la tarta, que magistralmente supieron resolver los ganadores del premio y el accésit en la categoría senior.

María Elena Iglesias Bravo -ganadora- y Antonio Puente Torrecillas entonaron respectivamente sus textos ante la mirada atenta de los asistentes a este encuentro de las letras, en el seno del Antiguo Salón de Trono del Reina Sofía. De presentarlos se encargó el concejal de Cultura del Consistorio gaditano, Antonio Castillo, quien recordó que el día del libro -que cayó en Sábado Santo y se trasladó a ayer- coincide con el aniversario de la desaparición de grandes referentes de la literatura como Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega.

Lo acompañaron en la mesa Rafael Navas, director de Diario de Cádiz y el escritor Fernando Iwasaki. En su intervención, Navas hizo una asertiva mención al discurso en torno al que giró la entrega del Cervantes, que el miércoles recibió Ana María Matute. "Un discurso delicioso que venía a decir que quien no inventa no vive". Y a esta noble y saludable misión se encomendó Diario de Cádiz, cuando hace cinco años puso en marcha este certamen de relatos, así como todos los autores y participantes cuyas creaciones han pasado por sus páginas o por las manos del jurado.

Fernando Iwasaki era el quinto escritor de una serie de la que ayer dijo sentirse muy orgulloso de pertenecer. "Esto te hace creer que eres más importante de lo que realmente eres", comentó.

Para él fue difícil declinar esta invitación por la sencilla razón de que provenía de Cádiz, "de donde proceden muchos autores que admiro" y porque se trata de un premio "que avala el Ayuntamiento y el decano del periodismo, Diario de Cádiz. Porque igual que los medios contribuyen a crear sociedades civiles, también construyen sociedades letradas con este tipo de iniciativas".

Fernando Iwasaki concluyó su discurso haciendo alusión a una época en la que existen más escritores que nunca, como bien muestran las redes sociales. "Pero hacerlo con vocación literaria es más complicado y es esto lo que he visto en los participantes de esta convocatoria".

Por su parte, Rafael Navas añadió que esta iniciativa no sería posible "si ustedes no estuvieran alotro lado, como cada año, en el que siempre hay alguien que se atreve con el reto que plantean diferentes autores".

Fue el técnico del Consistorio Fernando Osuna el encargado de leer el fallo, en calidad de secretario de un jurado que han integrado la redactora de Diario de Cádiz, Pilar Vera; María José Capel, profesora de Lengua y Literatura del instituto Lucio Cornelio Balbo y Nieves Vázquez, profesora de la UCA.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios