Tapeca acerca a los escolares el mundo de los piratas del siglo XVI

  • El Castillo de Santa Catalina acoge desde ayer un taller sobre Francis Drake

Comentarios 1

En el siglo XVI, el corsario inglés Francis Drake asaltó y destruyó la ciudad de Cádiz. Tras este suceso, el rey Felipe II mandó construir el Castillo de Santa Catalina para proteger el único flanco débil que tenía la ciudad y, desde entonces, Cádiz no volvió a ser invadida.

La vida de este personaje histórico, los trabajos en un barco pirata, el código de honor de los corsarios y qué hacían éstos con los tesoros son algunas de las cosas que los alumnos de todos los centros escolares de la provincia pueden aprender en el taller Viaja al s. XVI con el pirata Francis Drake, organizado por Talleres Pedagógicos Caleta (Tapeca) en el Castillo de Santa Catalina y que se inauguró ayer.

El taller comienza con una proyección digital para que los niños conozcan al personaje, y luego aprenden los distintos oficios dentro de un barco pirata en el taller de vestuario. Tienen que buscar un tesoro escondido a través de varias pistas y realizan un cuadernillo para fijar los conocimientos aprendidos en el vídeo que vieron al principio, en el taller de juegos. También aprenden a hacer nudos marineros, además de elaborar una bandera pirata, en el taller de artesanía. Al final de la jornada, cada alumno se lleva de recuerdo la bandera pirata, los nudos marineros, un cuadernillo de preguntas y respuestas sobre lo aprendido y una fotografía disfrazado de pirata.

La directora de Tapeca, Nuria Herrero, destacó el trabajo de los cuatro monitores que dirigen estos talleres y el convenio de colaboración que tienen con la Fundación Universidad-Empresa, por el que alumnos de últimos cursos de carrera pueden hacer sus prácticas trabajando como monitores, "sirviéndoles también como una posible salida laboral".

En la inauguración del taller Viaja al s. XVI con el pirata Francis Drake estuvo la alcaldesa, Teófila Martínez, el concejal de Cultura, Antonio Castillo, y el director del Museo Municipal, Juan Ramón Ramírez. Martínez afirmó que estas actividades "hacen que los niños se enriquezcan y aprendan un poco de historia y de la vida de los gaditanos en otra época". Y añadió que ver a escolares realizando estos talleres supone "una sorpresa para las personas que visitan las exposiciones del Castillo, porque es algo diferente a lo que pueden encontrarse en otros museos".

El de Francis Drake se suma a los talleres Un día en el Gades romano y Fenicios por un día, que Tapeca lleva realizando en la fortificación gaditana durante cinco temporadas. Nuria Herrero comentó el deseo de hacer "en un par de años" otro sobre la Constitución de 1812 "para completar el ciclo histórico de Cádiz. Además, porque va a ser una fecha emblemática para la ciudad y eso lo tenemos que reflejar nosotros también".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios