Satarino vuelve a Cádiz con su "teatro clásico cómico idiota"

  • La compañía, formada por tres gaditanos, presenta 'El nombre de la cosa' el 7 de marzo en el Teatro de Las Cortes de San Fernando y el día 8 en la Central Lechera

Comentarios 1

En el invierno del año 1327, en una abadía ubicada en los Alpes italianos, famosa por su impresionante biblioteca con estrictas normas de acceso, ocurre una serie de asesinatos que aparentemente siguen la pauta de un pasaje del Apocalipsis. Dos monjes intentan resolver estos crímenes.

Este argumento corresponde a la novela El nombre de la rosa, de Umberto Eco, pero también al montaje El nombre de la cosa, que Teatro Satarino presentará el próximo viernes 7 de marzo en el Teatro de Las Cortes de San Fernando y el día 8 en la Sala Central Lechera de Cádiz.

Las personas que asistan a las funciones se encontrarán con la historia escrita por Umberto Eco, pero adaptada a tres actores. Así, cada uno interpretará varios personajes, pero siempre respetando el texto original "para que el público no se sienta defraudado", según los componentes de la compañía. Eso sí, los protagonistas de El nombre de la cosa llevan los nombres de los actores que protagonizaron la versión cinematográfica de esta historia, por lo que los monjes que intentarán resolver el misterio son los hermanos Sean Connery y Christian Slater.

Este es el segundo montaje de la compañía Teatro Satarino, formada por los gaditanos José Menacho, Abel Mora y Mané Solano. Su objetivo es "hacer comedia", por eso intentan buscar el lado gracioso de los textos que interpretan. "Divertimento es una palabra que nos gusta utilizar porque lo que pretendemos es divertir al público", comentan.

Opinan que una de las cosas que provoca la comedia es que para sus montajes utilizan textos que son difíciles de interpretar entre tres. Por ejemplo, su primer espectáculo, Cyrano, Fulano y Mengano, está basado en Cyrano de Bergerac, que tiene 15 personajes, y El nombre de la cosa tiene ocho.

En la obra que presentarán esta semana en San Fernando y Cádiz, han intentado "explotar el lado más cómico de El nombre de la rosa, que aunque no tiene mucho, nosotros se lo hemos sacado", expresan entre risas. En esta ocasión, cuentan con la colaboración de Agustín Gómez Acosta, que hace de narrador y pone la voz en off durante la representación.

Para estos tres gaditanos, la novela de Umberto Eco "es un texto muy bonito, con mucho fondo, que habla de cosas interesantes". Y aseguran que una de las razones por las que se han decidido ha representarla es que el argumento "habla de cómo la Iglesia prohibía el acceso a los libros que hablaban de la comedia, por el miedo de que despertara la frivolidad en la gente. Y luego estaban los investigadores, que defendían el libre acceso a la cultura. Por eso nos gustaba, porque hace una defensa a ultranza de la risa, de la comedia, como nosotros".

Teatro Satarino se fundó hace dos años, cuando estos actores se dieron cuenta de que querían hacer lo mismo: comedia. "Decidimos montar Teatro Satarino con el propósito de llevar nuestra particular forma de hacer teatro a la gente", argumentan. Y esa forma de interpretar la definen como "teatro clásico cómico idiota", que es "una mezcla de muchas técnicas y estilos, como el absurdo, el surrealista, el clown y el mimo. Es un poco de cada uno de nosotros".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios