Sara Baras vuelve al Falla con la 'Carmen' más libre e independiente

  • La coreógrafa gaditana llega esta noche al coliseo para quedarse hasta el próximo sábado · El último montaje de la artista cuenta con las colaboraciones de Paco de Lucía y Javier Ruibal, entre otros

Comentarios 2

Libre, independiente, fuerte. Sea de Mérimeé o de Bizet, el mito de Carmen ha vencido al espacio, al tiempo, a creadores, a dueños... Carmen ha vencido hasta a su propio estereotipo y en las calles, en las plazas, en las casas y en los trabajos campan cármenes de carne y hueso, mujeres seguras de su vida y su destino. De ellas, de todas ellas -de las de los genios parisinos y de las anónimas- bebe la Carmen de Sara Baras para renacer más libre y auténtica. Una Carmen que protagoniza el último montaje de la gaditana que llega esta noche al Gran Teatro Falla.

La bailaora y coreógrafa se vuelve a meter en la piel de una mujer marcada por el amor. Ya lo hizo en el año 2000 con Juana I de Castilla y en 2002 con Mariana Pineda. En ambas introspecciones Baras salió victoriosa. Ya tocaba cerrar otra trilogía, al igual que con Sabores echó el cerrojo a la especial serie de montajes no argumentales.

En esta ocasión, la internacional gaditana apuesta por un personaje alejado de las referencias más populares. "La Carmen de Sara Baras es una consecuencia de sí misma, y por tanto, se ha separado parcialmente de la música de uno (Bizet) y casi totalmente del hilo argumental del otro (Mérimeé)", según detallan desde su oficina de prensa.

Esta noche serán los gaditanos quienes comprobarán en propia piel el alcance de la nueva apuesta de Baras. Esta noche y cuatro noches más. Hasta el próximo 15 de marzo Carmen de Sara Baras paseará su encrucijada de amor y desamor en las tablas del coliseo gaditano.

Esta historia de pasión y desengaño cuenta con el baile de la gaditana como pieza clave del montaje. Baras se enfrenta al relato con la danza como principal arma conceptual, desatándose de las cadenas que impone la dramaturgia y engrandeciendo a Carmen con las posibilidades sentimentales del flamenco.

El alma mater de este ballet flamenco no ha escatimado en colaboraciones y músicos de lujo. Así, el cantautor portuense Javier Ruibal se pone a las órdenes de la gaditana al igual que el maestro Paco de Lucía, que firma el paso a dos por tangos que llevarán a cabo Baras y José Serrano, que interpreta al torero, mientras que el bailaor Luis Ortega -que también con Serrano han dado la réplica a la bailaora en sus anteriores montajes- se encargará de poner alma a don José.

Con la dirección de orquesta de Joan Valent, la dirección musical de David Cerreduela y las guitarras de José María Bandera, Cerreduela, Mario Montoya y José Carlos Gómez, Carmen se cuenta en tres actos -sin intermedios- preñados de bulerías, fandangos, habaneras, farrucas, soleá, jaleos, sevillanas, tangos, alegrías, verdiales, martinetes y seguiriyas. El violín de José Amador Goñi, la percusión de Antonio Suárez y las voces de Miguel de la Tolea, Saul Quirós y Brenda García también acompañarán al trío protagonista, que estará escoltado por un cuerpo de baile formado por Alicia Fernández, Ana González, Cecilia Gómez, Charo Pedraja, María Vega, Daniel Saltares, David Martín, David Nieto, José Galán y Raúl Fernández.

Como es habitual en los espectáculos de la compañía, Sara Baras se implica en cada detalle del montaje. Así, su mano de oro no sólo toca la dirección y la coreografía. La artista cuida, además, del vestuario -junto con Sybilla-, la iluminación -con Fernando Martín- y la escenografía.

Tres serán los números que la bailaora se reserve para estar a solas con su público. En el primer acto, por habaneras, y en dos ocasiones durante el tercero, la alegría Carmen y La Muerte por seguiriyas. Luis Ortega se enfrentará en solitario a la farruca, mientras que José Serrano tendrá todo el escenario para él en la Oración y en los jaleos de La Faena. Los cruces de este tridente con el cuerpo de baile y entre ellos mismos conformarán el resto de los impactantes cuadros de Carmen.

El espectáculo se estrenó en el Liceo catalán en septiembre y pasó -de nuevo como Sabores- en el parisino teatro de los Campos Elíseos. Desde entonces, la artista ha llevado adelante este montaje por escenarios nacionales e internacionales junto con la creación dedicada a su madrey el recital que protagoniza junto al tenor Josep Carreras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios