Sanlúcar es la única plaza que puede dar espectáculos sin obras previas

  • Algar, El Bosque, Ubrique y Villaluenga tendrán que acometer trabajos de reforma

Todas las plazas de la provincia necesitan obras de mejora, a la luz de la inspección técnica de las plazas de toros verificada por Gobernación, titular de las competencias taurinas.

La administración ha dado a conocer, no hay "ventanilla única", sus requerimientos de obras a las plazas provinciales excepto a las del Campo de Gibraltar, que competen a su subdelegación.

Aún así ha trascendido que la plaza en peor estado es la de La Línea, aunque todas necesitan obras. Además de las deficiencias de las plazas de segunda que informó ayer este periódico, y las también muy graves de la plaza de San Fernando, que también adelantamos, hay problemas en nuestros cosos de tercera.

El Algar va a ser muy difícil ofrecer espectáculos con picadores y de rejones, porque para ello hay que agrandar el ruedo, que hoy solamente tiene un diámetro de 33 metros. También hay que comprobar, con una prueba de carga, al forjado de la grada alta.

El coso de El Bosque, para poder ofrecer espectáculos taurinos, requiere adecuar la enfermería e instalación de extintores. Antes de quince meses ha acometer obras de ampliación del ancho de las escaleras de los tendidos y colocar pasamanos en las escaleras de acceso a los vomitorios.

La plaza de toros de Sanlúcar, como las dos anteriores de propiedad municipal, con ocasión del centenario y durante la explotación del coso por César González, se benefició de importantes reformas por lo que puede abrir si problemas, pero en quince meses se le ha de dotar de barandillas en escaleras y vomitorios, modificar el aforo para hacer más anchas las escaleras, adecentar los aseos y aumentar su número.

La plaza de Ubrique, pese a ser una de las más nuevas de la provincia, también requiere obras para abrir al público, aunque exclusivamente en la enfermería, para dotarla de las adecuadas condiciones higiénicas y sanitarias. En quince meses ha de señalizar e iluminar las salidas de emergencia y colocar pasamanos en las escaleras de acceso a los tendidos.

Y la plaza más antigua, la de Villaluenga del Rosario, para abrir requiere una enfermería y proteger la barandilla sobre el muro. En quince meses ha de instalar escaleras en sus hermosos y vetustos graderíos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios