San Sebastián intentará repetir el éxito de 2007

  • La 56 edición del Festival de Cine acogerá una retrospectiva del italiano Mario Monicelli y un ciclo de cine negro japonés

El repaso de la obra de Mario Monicelli y un ciclo de cine negro japonés serán dos de los jugosos ingredientes del Festival Internacional de Cine de San Sebastián de este año, que prepara para septiembre su 56 edición con el reto de alcanzar al menos la "brillantez" de 2007.

Ayer se celebró en Donosti el acto público de presentación de la 56 edición del Festival, que se desarrollará entre los días 18 y 27 de septiembre, y han avanzado algunos de sus atractivos, como los dos ciclos mencionados o el cartel oficial diseñado por Oscar Mariné.

Antes de dar a conocer los primeros contenidos de este año, el Festival recordó los mejores momentos de la pasada edición en un vídeo por el que pasaron estrellas como Richard Gere, Demi Moore, Liv Ullman, Samuel L. Jackson, además de iconos de la cultura como Lou Reed, que dieron lustre al pasado Zinemaldia, que también contó con el respaldo de la crítica.

El director del Festival, Mikel Olaciregui, admitió que "no es fácil" volver a alcanzar ese nivel, pero que el "gran éxito" del último año permite abordar la presente edición "con más empeño y más fuerza" para intentar que resulte "tan brillante" como su antecesor. Para intentarlo, el Festival programará una retrospectiva de 41 largometrajes y dos cortos del maestro italiano de la comedia Mario Monicelli, el autor de Rufufú, un filme que obtuvo la Concha de Plata en 1958 ex aequo nada menos que con Vértigo de Alfred Hitchcock.

Olaciregui destacó la figura de Monicelli, a quien se espera en San Sebastián pese a sus 93 años, y subrayó que se trata de un referente de la comedia cinematográfica, que en su caso sustentaba sobre un fondo de crítica social profunda.

La retrospectiva temática de este año permitirá obtener una amplia visión del cine negro japonés a través de 40 películas de maestros consagrados y de talentos contemporáneos. En el ciclo Japón en negro, además de películas conocidas, se podrán ver filmes que "se hacían prácticamente para consumo interno", fundamentalmente rodadas en los años 70 y que reflejan "una sociedad que estaba viviendo de una forma muy traumática la recuperación de la posguerra", explicó Olaciregui.

El director del Festival indicó que la selección de las 18 películas que conformarán la Sección Oficial, así como las de la zona abierta Zabaltegi, comienza ahora.

Respecto al cartel, su autor explicó que se trata de un icono de madera, "metáfora del pueblo y la cultura vasca", de un llamativo color rosa, "que lo acerca a la vocación de modernidad del Festival y remite a las propuestas más jóvenes y originales del cine actual". "Es una antena que recibe y emite talento cinematográfico", abundó Mariné.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios