El Salón Manga de Jerez piensa en la ampliación

  • El encuentro se clausuró ayer en las instalaciones de Ifeca

La IX edición del Salón Manga de Jerez cerró ayer sus puertas a eso de las siete de la tarde. Cerró con un buen balance por el número de afluencias y con el pensamiento de que el año próximo la cita se debería ampliar. Esas fueron las palabras del presidente de Otaku Shin, Juan Antonio Rueda, presidente del colectivo que, desde hace casi una década, viene organizando un evento que congrega a más seguidores en cada ocasión .

Es cierto que este año se ha concedido la mayor parte del palacio de Ifeca para que se realizaran los talleres y las actividades previstas, pero teniendo en cuenta la gran afluencia de visitantes, quizá habría que estudiar esa posibilidad. "El año que viene seguramente pidamos que nos dejen el palacio entero o poder aprovechar espacios como el patio e incluso el coliseo para algunas de las proyecciones", apuntó Rueda.

La jornada de ayer fue la más tranquila, aunque la hora de apertura volvió a congregar a cientos de aficionados, de ahí que se abrieran todas las taquillas para dar más fluidez a la entrada. La razón es que muchos de los visitantes que han acudido al salón vienen de fuera (era muy habitual verlos con maletas esperando a entrar) y les toca volver a casa. El Salón Manga jerezano congrega a otakus (aficionados) de todos los puntos de Andalucía y de España, ya que en esta ocasión han acudido a Jerez gente de puntos tan distantes como el País Vasco, Baleares o las Islas Canarias. Si el año pasado se rondaron los 18.000 visitantes, es muy probable que en esta edición se haya batido un récord.

Entre las actividades que se pudieron disfrutar en el día de ayer estaban la del karaoke, varios torneos -uno de Magic the Gathering-, una gymkana y un concurso de monólogos. Esto es sólo una muestra de lo que se ha organizado estos tres días en los que la cultura japonesa y el mundo manga y anime han sido absolutos protagonistas. Eso con permiso de los miles de aficionados que han dado vida al salón, no sólo con su visita, sino con sus disfraces de los personajes de series como Dragon Ball, Naruto, Sailor Moon, Ranma 1/2 o School Rumble.

No han faltado a lo largo de estos días los talleres en los que se han podido confeccionar llaveros, abalorios para el móvil; aprender algo del idioma o la delicada técnica del origami. Habrá que esperar ya al año que viene para seguir disfrutando del manga a lo grande.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios