La Sala de Unicaja muestra dos grabados de Picasso

  • Las piezas se adquirieron en las últimas ediciones de ARCO

La exposición Unicaja en ARCO, que llega a Cádiz tras haber pasado por Málaga y Almería, reúne por primera vez varias obras adquiridas por la entidad en las últimas ediciones de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo. De entre ellas, tres de las principales - Mobiliario, un Juan Muñoz de gran formato, y los dos aguafuertes de Pablo Ruiz Picasso- fueron adquiridas a la galería madrileña La Caja Negra.

"Como recordarán, Juan Muñoz fue objeto de una gran exposición monográfica el año pasado, en la Tate Modern de Londres -comenta el director de la Obra Social de Unicaja, Fernando Faraguna-. Una muestra de que nuestros asesores tienen un gran olfato artístico: a partir de la Tate, la obra de Muñoz se disparó".

Faraguna, que estaba acompañado en la sala de la calle San Francisco por el director territorial de Unicaja, Ángel Luis Roa, recordó que la colección de la Obra Social está integrada por 140 piezas, procedentes tanto de adquisiciones como a través del Concurso de Artes Plásticas que convoca bianualmente la entidad y que, precisamente, está pendiente de fallo este verano.

La mujer torero (1934), es el primero de los grabados de Picasso que fue adquirido por Unicaja en la anterior edición de ARCO -un dibujo enmarcado por la figura de un caballo del que se realizaron cincuenta ejemplares-. El segundo de los Picassos expuestos en la Sala de Unicaja es Naturaleza muerta con sandías (1959): un linograbado "sobre siete u ocho tintas", indica Felipe Faraguna.

"Naturaleza muerta -explica Faraguna- es una obra con una historia curiosa. Se hicieron 160 grabados del dibujo que Picasso regaló al diario El Patriota, para sostener la causa de los republicanos españoles que estaban en el exilio en Francia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios