El juez Ruz levanta el secreto de sumario en el caso SGAE

  • Diez personas están imputadas en la investigación relativa a la red Arteria, entre ellas Bautista

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga un supuesto desvío de fondos en la Sociedad General de Autores y Editories (SGAE) en el que están imputados varios exdirectivos, levantó ayer el secreto de la parte del sumario relativa a la red de adquisición de teatros, Arteria.

El magistrado dictó ayer un auto en el que ordena el levantamiento del secreto de la parte que quedaba por conocer del sumario que instruye sobre la operación Saga, por lo que las partes personadas podrán acceder a ella. Diez personas están imputadas en este sumario, entre ellas el expresidente del Consejo de Dirección de la SGAE, Eduardo Bautista, todas ellas detenidas el 30 de junio de 2011 por la Guardia Civil.

En septiembre de 2011, el juez levantó el secreto de la mayor parte del sumario, aunque dejó pendiente la relativa a la adquisición de inmuebles que llevó a cabo la SGAE durante el mandato de Eduardo Bautista.

Según una auditoría realizada por Ernst&Young para la comisión rectora que se hizo cargo de la SGAE tras las detenciones, Bautista fue "el líder e impulsor" de la Red Arteria de compra de teatros por un importe de 252,5 millones de euros, operaciones para las que propició una "red de clientelismo". De la cantidad invertida en la red, un total de 157,4 millones procedía de préstamos bancarios, aseguraba la auditoría, que fue entregada en la Audiencia Nacional.

La inversión de Arteria se dirigió a seis proyectos en España (por 181,3 millones de euros), en los Teatros Coliseum y Lope de Vega de Madrid; Al Andalus, en Sevilla; Teatro Paralel en Barcelona; Campos Elíseos en Bilbao y la Sala Berlanga, también en Madrid. Otros 36,5 millones de euros fueron para las inversiones inmobiliarias en Latinoamérica, en los teatros Cervantes, Lírico y La Casona, en México; la sede en Buenos Aires; y el Metropolitan y ABC Bogotá, en Colombia. Además, se invirtieron 8,7 millones en proyectos "fallidos": el Palacio del Infante Don Luis en Boadilla (Madrid) y el Teatro Príncipe Pío (Madrid), y en los teatros Berklee y Fleta, en Valencia y Zaragoza, respectivamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios