Ruiz Mata reivindica la importancia de Doña Blanca en Tetuán

  • El arqueólogo presentó en las Jornadas de Cooperación Hispano-Marroquíes unas fotografías que podrían colocar al yacimiento como puerto fenicio internacional

Comentarios 3

A simple ojo costaba distinguir las delgadas líneas, pero allí estaban. El proyector reflejaba una fotografía aérea que el profesor Diego Ruiz Mata descifraba en la segunda sesión de las III Jornadas de Cooperación Cultural Hispano-Marroquíes en Tetuán. Muchas esperanzas, pero pocas pruebas -aún- inducían al arqueólogo a barajar "la posibilidad" de "un nuevo hallazgo" en el área del yacimiento de Doña Blanca. "Estas fotografías apuntan a la existencia de unos almacenes con una extensión de 140 metros que si fueran fenicios erigirían a Doña Blanca como un puerto de importancia internacional", anheló.

Por ahora, Ruiz Mata sólo se vale de unas imágenes "que habría que corroborar" con unas prospecciones geofísicas en la zona para, así, probar su origen fenicio. "Sí fuera así esto tendría una importancia tremenda porque colocaría a Doña Blanca como un gran centro económico", dijo, "mientras que Cádiz ofrecería un carácter más sagrado, más de poder religioso" dentro de la configuración de Gadir.

Aún así, el ponente precisó que "esto no quiere decir que Cádiz fuera menos importante" pues en el mundo Antiguo "y sobre todo en las civilizaciones orientales la religión era muy importante en cuanto a la estructura política, social y cultural de una sociedad" pero, por ahora, "las excavaciones que se han realizado en Cádiz no revierten mi hipótesis", es decir, que Cádiz quedaría como centro de infraestructuras religiosas más que comerciales.

Estos indicios sólo fueron un apunte dentro de una conferencia que estuvo presentada por Abderrahman El Fathi. De esta forma, la ponencia, ilustrada por mapas y fotografías de las excavaciones que históricamente se han realizado en la zona, se centró en diferentes aspectos de la ciudad fenicia del Castillo de Doña Blanca y su relación con Marruecos durante la Protohistoria.

Ruiz Mata comenzó la disertación -repleta de apreciaciones y puntualizaciones- con la expansión de los fenicios por el Mediterráneo durante los siglos IX-VII. El profesor se negó a hablar de "colonización" aunque tampoco se dejó guiar por relaciones "idealistas" entre fenicios y los diferentes pueblos a los que llegaron. También expresó su desacuerdo con la datación arqueológica de la fundación de Gadir y con el propio término que calificó más "de moderno que de Antiguo" y al que atribuyó "raíces más israelitas que fenicias".

El conferenciante retomó el viaje de la civilización fenicia que, tras su llegada a la Península Ibérica, bajó al continente africano, como prueban los asentamientos de Lixus y Mogador. "La de Lixus fue una fundación fenicia importante, eso sin duda, pero si fue contemporánea a la de Cádiz… eso aún no lo sabemos", expresó sobre el yacimiento mientras que situó al de Mogador como "más tardío pero con vinculaciones importantes con Cádiz".

Ruiz Mata volvió a trasladar al numeroso público de la Universidad Abdelmalek Essaâdi -donde se encontraban la diputada de Cultura, Ana Mosquera, el director de la Fundación Provincial de Cultura, Antonio Rodríguez Cabañas, y el jefe de Servicios de Archivos y Publicaciones de la Diputación de Cádiz, José Luis Romero- al entorno de Doña Blanca para presentar a los estudiantes y profesores todo el trabajo realizado desde los treinta años de su descubrimiento y puesta en valor. En este sentido, el conferenciante también quiso animar a los estudiantes y dar un toque de atención a las autoridades pues para él "tras el hallazgo de un asentamiento se pueden tomar tres caminos: dejarlo tal cual, hacer como que se restaura o como que se hace algo, o darle vida", enumeró. Para el profesor la opción está clara. "¿Que es complicado? Sí, lo es, ¿que hace falta inversión? También. Pero se puede y se debe hacer puesto que el patrimonio no es del Estado sino de toda la sociedad, de todos".

Otros expertos como la codirectora del proyecto arqueológico de Lixus, Carmen Aranegui, el doctor en arqueología, Kibri Alaoui, el investigador de estudios fenicios en Cádiz, Ignacio Córdoba, y el profesor del departamento de Historia de la UAE, Mohamed Habibi cerraron la sesión con una mesa redonda sobre aspectos más concretos del mundo fenicio-púnico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios