Ruibal, una mirada única y libre

  • El XX Festival de Cine de Málaga acoge mañana, en una sesión especial, el estreno de un documental sobre el cantautor portuense que tendrá lugar en el Museo Picasso de la ciudad

Comentarios 0

Libre por "la independencia que ha caracterizado su carrera fuera de toda convención de la industria". Libre por "cómo actúa en su vida personal". Libre por "cómo se expresa ante los poderosos". Libre "porque es la característica que cubre y que se repite en diferentes aspectos de su vida personal y profesional". Por eso, el realizador César Martínez-Herrada ve a Ruibal, por libre en su último documental que tiene como protagonista al cantautor portuense y que se estrena mañana en sesión especial del XX Festival de Cine de Málaga.

"Hacer un documental sobre Javier Ruibal era un reto para mí tanto por la personalidad de Javier como por su parte creadora, por la mirada única que posee a la hora de tratar temas sociales desde un lenguaje poético propio y muy especial", explica el director madrileño que conoció al músico "hace más de 12 años", cuando Ruibal colaboró con su filme Arena en los bolsillos, y con el que ha seguido manteniendo el contacto a lo largo de los años.

'Ruibal, por libre' cuenta con los testimonios de artistas de primer nivel

De hecho, fue en 2012 cuando Martínez-Herrada y Pablo Cantos, guionista del documental que falleció recientemente, le propusieron la idea al autor de Pensión Triana "que le pareció muy bien", asevera, pero otros proyectos del director fueron prioritarios en aquel momento hasta que durante el pasado año, "justamente en febrero de 2016, durante vuestro Carnaval", precisa, comenzó el rodaje de Ruibal, por libre.

Una grabación "discontinua, tal y como teníamos pactado porque por el contrario hubiera resultado imposible cuadrar las agendas", acierta el director, que culminó a principios de 2017 y que ha dado como resultado una cinta donde se refleja "cómo la música y la palabra de Javier Ruibal están muy presentes en los lugares de su vida, en los rostros de sus diferentes acompañamientos y en las voces de la calle", resume su creador que en su obra arma una estructura sólida en la que enlaza "los diferentes lugares donde el músico ha realizado sus creaciones en las distintas etapas de su carrera y qué hay de esos lugares en sus discos y qué hay de sus discos en esos lugares también".

Todo ello, apoyado y cimentado con diferentes testimonios, tanto del relato del propio protagonista de la película, como de sus amigos artistas y escritores -Kiko Veneno, Martirio, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos, Juan José Téllez, Luis García Montero, Pasión Vega, el desaparecido Javier Krahe, el cineasta y productor musical Gonzalo García Pelayo...- y, "muy importante", recalca el realizador, los comentarios de los músicos, figuras y músicos de sesión -de Chano Domínguez, a Jorge Pardo, pasando por Tito Alcedo y sus acompañantes más recientes como su hijo Javi Ruibal o José Recacha- porque "Ruibal es uno de los artistas más admirados y seguidos por los músicos, por sus compañeros", asegura.

Escenarios de El Puerto, Cádiz, Sevilla, Granada, Madrid... Ruibal, por libre es también un viaje. Desde dentro y hacia afuera y viceversa. "Por supuesto que también está la influencia que ha recibido su música de otros territorios y culturas, la influencia árabe, la caribeña, incluso de ese mundo neoyorkino tan lorquiano que aparece a veces en sus canciones", apunta el director que tampoco olvida los sones autóctonos del tres por cuatro del Carnaval gaditano en los orígenes creativos de Ruibal y que le ha servido, además, a Martínez-Herrada como una grata experiencia personal. "He tenido la suerte de acercarme al Carnaval, porque antes no lo conocía, con este gran embajador de vuestra fiesta que es Javier Ruibal. Así, guardo un gran recuerdo de ese comienzo del rodaje porque mis ojos se abrieron al Carnaval con la suerte de tener a Javier al lado y sus buenos amigos de las comparsas y chirigotas", se congratula.

Y no sólo fue estimulante el inicio de la grabación para el cineasta ya que "durante el rodaje no ha habido nada complicado" y para el madrileño ha sido "un verdadero placer compartir horas y horas con Javier y meterme de lleno en sus obras proporcionándome un conocimiento mayor de su trabajo", agradece el director al que le "apasiona" esa manera del artista "de no ser panfletario en sus canciones sin renunciar al compromiso", de "reivindicar las causas en las que cree pero fuera del odio y con un lenguaje lleno de metáforas únicas", describe.

Así, esa faceta comprometida de Ruibal en su vida personal y que a veces traslada de esa forma tan única a sus canciones, también aparece reflejada en el filme al igual que su música. "Cómo no, un documental sobre un músico tiene que tener música", ríe su creador que se ha preocupado por aglutinar imágenes, tanto propias como de distintas televisiones y otras grabaciones, que reflejen "cada etapa profesional de Ruibal".

"Él ha quedado satisfecho con el trabajo -confirma el cineasta- ya que ha ido viendo cómo crecía. Además, ha ido enriqueciendo el trabajo desde el punto de vista musical con comentarios y correcciones, por ejemplo, sobre cuestiones técnicas del sonido, dándome por supuesto toda la libertad creativa en la elección y edición de los temas".

Ruibal, por libre se estrenará mañana a las seis de la tarde en el Museo Picasso y tras su proyección se entablará un coloquio con Martínez-Herrada y Javier Ruibal que el jueves ofrecerá un concierto en Málaga, en La Cochera. ¿Y en Cádiz? ¿Cuándo lo veremos? "Pues ojalá que en Alcances... Y también queremos proyectarlo en El Puerto", confirma el director.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios