Rogelio Reyes Cano ingresa en la Academia Hispano Americana

  • El acto tendrá lugar esta tarde, a partir de las 20.00 horas, en el Salón Regio de Diputación

Acaba de dejar su cargo como director de la Academia de Buenas Letras y hoy, Rogelio Reyes Cano, pasa a formar parte de la Real Academia Hispanoamericana. Fecha y lugar marcan la naturaleza del discurso con el que el catedrático de Literatura Española ingresará en la Hispano Americana, que tratará sobre La lengua literaria en el siglo XVIII: el impacto del galicismo.

"Durante el siglo XVIII -afirma el experto de la Universidad de Sevilla- el castellano experimentó una transformación radical. Frente al español artificioso de la literatura barroca, los ilustrados buscaban plasmar una lengua literaria más precisa, más sencilla".

A todo esto, se sumaba la influencia francesa, que se dejaba sentir en la lengua con la presencia de numerosos galicismos. "Frente a ello -explica Reyes Cano- autores como el gaditano Cadalso, el padre Feijoo, Jovellanos o Moratín defendieron un lenguaje literario lleno de naturalidad, precisión y propiedad. De alguna forma, prepararon el lenguaje literario para la gran novela galdosiana del XIX".

Y procurarían también el nacimiento del lenguaje periodístico moderno: "Redactaban pequeños ensayos -continúa- y defendían que la prosa era el mejor vehículo de la verdad".

Sus modelos de precisión y naturalidad serían, precisamente, los escritores del XVI, como Garcilaso, Juan de Valdés o el propio Cervantes, autor que llegaría a influir en la novela inglesa de la época: "Nuestros escritores del XVIII era buenos ensayistas y escribían escenas costumbristas y de situación, con ciertos alardes narrativos... pero no se zambullían en la novela -comenta al respecto-. No sería hasta el XIX cuando surgiría la gran novela en español, con escritores que cultivarían justo el tipo de lenguaje defendido por aquellos ilustrados españoles".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios