El adiós a Roberto Sánchez da paso al "mito" de Sandro en una Argentina dolorida

  • Miles de fans despidieron al cantautor que falleció el pasado lunes tras no superar un transplante coronario y pulmonar

Miles de personas desfilaron ayer por el Parlamento argentino para dar su último adiós a Roberto Sánchez, el verdadero nombre del cantautor Sandro, a quien ahora consideran un mito de la canción popular latinoamericana tras su muerte, a los 64 años, víctima de una larga enfermedad pulmonar.

Sandro "de América", que falleció el lunes, es velado con el féretro abierto, pero su esposa, Olga Garaventa, pidió que no se tomaran imágenes del parlamentario Salón de los Pasos Perdidos, por donde desfilaron familiares y fans, la mayoría "nenas", como llamaba el artista a sus seguidoras, de 40 años en adelante.

Una de ellas, de unos 60 años, sufrió heridas leves y un desmayo al ser atropellada por un motociclista cuando intentaba cruzar la calle para sumarse a la fila del último adiós al artista, informaron fuentes policiales.

Bajo un fuerte calor, con fotos del artista, camisetas con su imagen y rosas rojas en la mano, numerosas seguidoras no ocultaron sus lágrimas y el desconsuelo por la muerte de su "ídolo", ya que creían que iba a poder recuperarse del trasplante coronario y pulmonar al que había sido sometido, dijeron varias de sus fans a lo largo de la extensa fila.

En la casa de Sandro, en la localidad bonaerense de Banfield, una pequeña multitud hizo una vigilia el lunes por la noche, colocando cartas de despedida y coreando Rosa, rosa, la canción que da nombre a uno de los discos del artista y del que se vendieron 1,5 del total de ocho millones de copias de su producción artística.

Sandro se ha convertido en un mito de la canción latinoamericana, en un "inmortal", aseguraron muchos de sus seguidores, corroborando las declaraciones de pesar de Susana Giménez y Mirtha Legrand, las presentadoras más populares de la televisión argentina. Giménez dijo que tanto ella como la gente sienten tanto dolor "como si se hubiera muerto Carlos Gardel", mientras que Legrand aseguró que el artista "ya es un mito", como el cantante de tangos.

El velatorio se prolongará hasta las 23.00 hora local (02.00 GMT) de hoy, cuando los restos de Sandro serán sepultados en el cementerio de la ciudad de Lomas de Zamora, vecina a su domicilio en Banfield.

Sandro, quien actuó en una docena de filmes, fue el primer artista latino en llenar el Madison Square Garden de Nueva York, en abril de 1970, cuando su recital se transmitió en directo a Latinoamérica y volvió a actuar en el estadio neoyorquino en 1974.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios