Reynaldo Fernández se despide de un Festival de Música "consolidado"

  • La programación de la próxima edición, la número trece, se encuentra casi cerrada

Reynaldo Fernández deja la dirección del Festival de Música Española de Cádiz, un certamen de cuya organización ha formado parte desde sus inicios, allá por el año 2003, y que ahora tiene que dejar tras ser nombrado director del Patronato de la Alhambra y el Generalife de Granada, su ciudad natal. Satisfecho del trabajo realizad en las doce ediciones precedentes, Fernández alaba, en declaraciones a este periódico, el "equipo sólido" en cuyas manos queda el festival y asegura que nunca, ni en los últimos años de fuerte crisis, peligró su celebración gracias a la "apuesta" de la Consejería de Cultura por un festival que considera "consolidado" y con un "futuro espléndido".

La próxima edición, la número 13, está prácticamente diseñada, como confirman fuentes de la Consejería de Cultura, que explicaron también que Reynaldo Fernández no puede ser al mismo tiempo director del festival gaditano y del patronato granadino: "A pesar de que el festival se organiza con recursos propios de la Consejería de Cultura, concretamente de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, ambos cargos son incompatibles. En cualquier caso, el festival de este año está más que garantizado. La programación está casi cerrada, solo le faltan algunos flecos por concretar. Se presentará públicamente a finales de septiembre, con todos los deberes hechos".

"Gracias a que la estructura de organización del festival es propia y muy sólida ha sido esto posible. Manuel Ferrand, jefe de área de música en la agencia, que hasta ahora ha trabajado con Reynaldo codo con codo en la elaboración de la programación, continuará perfilando el programa como hasta ahora", aclaran las mismas fuentes de Cultura.

Fernández corrobora estas palabras y califica también de "sólido" el equipo de la agencia que año tras año ha preparado un festival que, a juicio del ya exdirector, se ha convertido en "un escaparate de la producción musical andaluza" con la presencia de las cuatro grandes orquestas de la comunidad -Sevilla, Málaga, Granada y Córdoba- y de formaciones como la Barroca: "El festival es un importante punto de encuentro de estas orquestas".

Reynaldo Fernández es tajante cuando se le pregunta si alguna vez, en los años de crisis y de recortes presupuestarios, el festival gaditano ha visto peligrar su celebración: "No, nunca ha peligrado. Cultura ha apostado por el Festival de Cádiz. Creo que hemos afrontado bien la crisis, nos hemos adaptado para tratar de mantener el mismo nivel de calidad con menos medios, y el festival tiene, a mi juicio, un futuro esplendoroso, consolidado".

Un festival que tiene en el compositor Manuel de Falla a otro de sus puntos vitales, con el homenaje en su casa natal y con las exposiciones que construyen cada año la vida y la obra del músico gaditano, y en el que Reynaldo Fernández destaca también el Taller de Mujeres Compositoras, una de las citas más originales y destacadas del certamen gaditano: "Es un encuentro singular que siempre tiene mucha repercusión fuera de Cádiz. Un punto de encuentro de las mujeres compositoras que presentan sus obras, se editan las partituras, se graban y se estrenan muchas de ellas en Cádiz. Y luego se publican sus artículos y reflexiones en la revista del Centro de Documentación Musical de Andalucía. Es una experiencia muy interesante".

Pese a desvincularse definitivamente del festival, Reynaldo Fernández confiesa que se escapará este año a Cádiz para "disfrutar como público de algunos de los conciertos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios