Recorrido didáctico por la obra del mexicano Alfredo Arreguín

  • El Museo de Cádiz reanuda sus visitas escolares con una muestra puesta en marcha por la Asociación Amigos del Museo

La obra colorista, comprometida y de influencias precolombina del mexicano Alfredo Arreguín atrapaba ayer la mirada de los alumnos de 6º curso del CEIP Santa Teresa de Cádiz. Cuadro por cuadro fueron descubriendo los sueños, las selvas y personajes históricos que integran la exposición que ocupa el patio del Museo Provincial de Cádiz, de la mano de Inmaculada Gavira, una profesora recién incorporada al Gabinete Pedagógico de esta institución.

Ella fue la cicerone de un recorrido atractivo y ameno por los entresijos de esta muestra que llega a la pinacoteca provincial de la mano de la Asociación Amigos del Museo, al hilo de la colaboración suscrita como parte de la programación especial de Navidad en el Museo. Así lo comunicó ayer la delegada provincial de Cultura, Cristina Saucedo, que presentó la exposición junto al director de la pinacoteca, Juan Alonso de la Sierra y de Pedro Fernández, de Amigos del Museo.

Un total de 16 obras integran la exposición de este "artista plástico, de los más destacados del actual panorama artístico mexicano", explicó la delegada, "con una singular perspectiva del mundo y de la vida, que plasma en su obra".

Alfredo Arreguín, afincado actualmente en EEUU, proyecta esta percepción de cuanto le rodea alrededor de tres temas: las selvas, los retratos de personajes históricos y las madonas como fuerzas protectoras de la naturaleza. Entre ellas la denominada popularmente por sus paisanos como "pachamama", decía la guía entre las risas cómplices de los escolares, "a la que los mexicanos le agradecen su protección con ofrendas y frutos, como aquí en Tosantos".

Esta visita escolar, a la que le seguía otra de los alumnos del IES Columela, entronca con el nuevo impulso a esta "faceta divulgativa del Museo de Cádiz", puntualizaba Juan Alonso de la Sierra, mientras se repartía material didáctico expresamente realizado para asimilar la técnica, simbología y temática de la exposición. "Para ello hemos preparado unos ejercicios y el dibujo de unas mandalas", añadía Inmaculada Gavira. Una vez que ella descifró los pormenores de las pinturas, los alumnos recrearon con sus propias manos estas divertidas piezas colmadas de sueños y naturalezas.

Este carácter didáctico será servido en bandeja con la próxima muestra que tomará el Museo, Jugar, pensar y crear, de Miguel Ángel Valencia, antiguo coordinador del Gabinete Pedagógico, "que también tiene un carácter pedagógico y divulgativo", comentó Saucedo.

Por su parte, Pedro Fernández destacó que han "cumplido" con su misión, y que mantienen la esperanza de seguir haciéndolo "en años próximos". Un cometido admirable y "difícil".

Cristina Saucedo adelantó del programa de actividades la iniciativa Carnaval en el Museo, "que siempre tiene mucho éxito"; las visitas guiadas y taller didáctico Cómo vivían los romanos, que se hacen en Baelo Claudia, y la exposición con fondos bibliográficos en la Biblioteca Provincial, del que destacó las actividades para realizar en familia.

Pintura Museo de Cádiz, Alfredro Arreguín. Puede verse hasta el 15 de febrero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios