Raíces flamencas con grandes maestros en las salas de La Merced

  • Esta noche concluyen los talleres de guitarra, cante y baile impartidos desde el pasado lunes por el guitarrista Curro de Jerez y la bailaora Carmen Loreto

El quejío del cante más profundo y la melodía de las cuerdas de la guitarra entre las miradas cómplices de los dos flamencos, Curro de Jerez y Carmen Loreto.

En un primer plano, éstas son las sensaciones que se han respirado desde el pasado lunes en las aulas de La Merced, donde han tenido lugar las Clases magistrales por bulerías y otros cantes. Unos talleres de guitarra, cante y baile flamenco que han acercado a un gran número de aficionados envueltos por el duende de este arte.

Aunque se han impartido en diferentes horarios y han tenido variados alumnos, que van desde los más pequeños hasta los adultos, Curro de Jerez y Carmen Loreto han trabajado conjuntamente a la hora de impartir las clases.

El guitarrista ha declarado "que estar en Cádiz enseñando las técnicas de este arte a través de la madera y las cuerdas de la guitarra ha sido todo un placer, ya que el respeto y el silencio de los alumnos durante las clases demuestran el interés existente por los gaditanos y el amor y la pasión que se siente hacia el jondo". A lo que la bailaora añade: "Me encanta enseñar todo lo que sé sobre este arte, y lo que más me enorgullece es observar que la gente se queda con mis pasos y mi técnica y hacen suyo parte de lo mío".

Alegrías, bulerías, soleares y tarantos, entre otros, han sido los palos que los maestros han querido remarcar en estos tres días, aunque manifiestan que "la bulería es un palo difícil de aprender, tanto a bailar como a cantar y tocar, pero es uno de los más bonitos, y lo primero que aprende un niño para iniciarse en este baile en Jerez", declaran en conjunto Curro de Jerez y Carmen Loreto.

A pesar de su corta estancia en la capital gaditana, ambos artistas han asegurado el regreso a la Tacita de Plata. "En Cádiz hay que morir porque no se puede aguantar esta tranquilidad que se respira, por eso me siento decaído y triste cuando pienso en la marcha", declaraba el guitarrista.

Han sido pinceladas, retoques, técnicas y el saber un poco más y admirar, pero los alumnos del taller han podido disfrutar de los grandes maestros y las grabadoras y la memoria recalcarán los conceptos que Curro de Jerez y Carmen Loreto han enseñado en estos días en las aulas de La Merced.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios