Qultura recopila en un libro los dos años de 'Voces en el Museo'

  • Caballero Bonald, Benítez Reyes y José María García presentan hoy la obra en la pinacoteca

"Una de las grandezas de la obra de arte es su inagotable poder de creatividad, de modo que nunca puede considerarse acabada (...) En ellas sigue palpitando la vida que las vio nacer, las voces de sus múltiples lecturas que nos hablan desde las paredes, las salas y las vitrinas del Museo". Con estas palabras, la periodista y miembro de la Asociación Qultura, Ana Rodríguez Tenorio introduce una obra que recopila las Voces en el Museo que durante dos ediciones han insuflado de vida diferentes piezas de la pinacoteca gaditana.

Voces en el Museo, además de ser el título de la obra que esta tarde se presenta en el centro de la plaza de Mina, es el nombre del ciclo que durante 2007 y 2008 ha reunido en el Museo de Cádiz a diferentes autores de prestigio que eligieron una pieza del museo provincial para hacer su personal recreación durante agradables tardes de conferencias.

Así, con la colaboración de la Consejería de cultura, a través de la Dirección General del Libro y del Museo de Cádiz, sale a la luz una obra, diseñada por Juan Carlos Crespo Laínez, que a partir de las ocho de la tarde experimentará su puesta de largo de la mano de escritores como José Manuel Caballero Bonald, Felipe Benítez Reyes y José María García López.

Los nombres de estos tres autores forman parte de las diez intervenciones que se compilan en este libro editado por la Asociación Qultura. Las disertaciones de Gustavo Martín Garzo, Pablo García Baena, Antonio Gamoneda, Pilar Paz Pasamar, Luis Javier Moreno, Ana Rossetti y Rosa Regás completan el libro prologado y coordinado por Rodríguez-Tenorio.

La periodista recuerda en las líneas iniciales del texto "la libertad" con la que los autores realizaron su cometido, que ha dado como resultado "un conjunto de intervenciones muy diversas, tanto por el enfoque temático como por el tono del lenguaje y la estructura literaria".

Además, los participantes también tuvieron libertad "para elegir bien una obra de pintura o de escultura o bien una pieza arqueológica" pero "la casualidad", escribe Rodríguez-Tenorio, "ha querido que hubiera empate, de modo que cinco de las intervenciones se refieren a las primeras y otras cinco a las segundas". Así, "sin buscarlo", asegura, "este libro se convierte en una pequeña muestra de la diversidad y de la calidad de los fondos que alberga el Museo de cádiz en ambas facetas, las artes plásticas y la arqueología.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios