'El Principito', una envoltura infantil para una obra universal y profunda

  • El musical que adapta el cuento de Antoine de Saint-Exupéry llega hoy a la Sala Anfiteatro de la mano de Noelia Marló y Didier Otaola · "Lo complicado para una actriz es sacar al niño que llevamos dentro"

Había una vez un personaje, un niño, quizá un jovenzuelo de edad indeterminada y supuesta sangre real que, navegando por el espacio y conversando con zorros, aprendió cosas como que cuidar una rosa es una responsabilidad del cuidador que además hace importante a la rosa, y que los ritos son esenciales porque, por ejemplo, eso hace que un domingo sea diferente de un jueves, y que en definitiva sólo se ve bien con el corazón porque lo esencial es invisible. El personaje lo creó un aviador francés que desapareció cuando volaba (¿cómo si no?) durante la segunda guerra mundial, Antoine de Saint-Exupéry.

El personaje universal es El Principito y a las seis de la tarde de hoy llega a Cádiz en versión de musical y para los públicos infantiles, si es que esta limitación es sensata. Para encarnarlo, estará en la escena de la Sala Anfiteatro la actriz y cantante Noelia Marló, a la que acompañan Didier Otaola y un coro de niños, además de varios músicos.

Noelia Marló contó a este Diario que lo que tiene de especial esta versión del cuento universal es "sobre todo que la columna vertebral de la obra es la música y que es un coro de niños en directo que son los que llevan el hilo de la historia". Ella interpreta el papel del Principito "porque al ser un musical necesitaban una voz femenina para interpretar a un niño, que tienen otro timbre de voz, y sería muy complicado subir a un niño a interpretar en escena este papel".

La actriz confiesa que su papel es el de "un personaje complicado porque es muy etéreo, está entre la niñez y la adolescencia pero que conserva la inocencia y es muy complicado, siendo ya adulto el volver a esa inocencia, sacar el niño que llevamos dentro. Pero a la vez ha sido muy interesante, y en mi caso puede esto último que la complicación del papel".

"Es un musical en principio dirigido a los niños, porque está hecho para que ellos lo entiendan mejor, pero claramente El Principito no es un libro infantil, tiene un trasfondo muy profundo, y por eso va toda la familia a vernos, tanto padres con sus niños como padres solos o jóvenes solos. En todas nuestras actuaciones el público es muy variado, porque los niños lo entienden a su manera, los adultos de otra..."

Este Principito comenzó su marcha a finales de 2009 "en pequeño formato, solo con dos actores, y fue creciendo poco a poco, y este año, en abril dimos el paso al gran formato, con músicos, coro de niños. Desde septiembre, la obra está en gira por España: "Para el bache que está pasando todo el mundo, estamos felices y contentos porque los espectáculos están siempre llenos". Noelia Marló se ha especializado en obras infantiles como El flautista de Hamelin, pero está también actuando actualmente en un musical para adultos Concierto para una orquesta de verano y en un musical para adolescentes, sobre la violencia de género.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios