Los Príncipes de Asturias entregan los Premios Nacionales en Teruel

  • Don Felipe destacó que suponen "una mayor apertura hacia el mundo y el hombre"

El Príncipe de Asturias destacó ayer en la entrega de los Premios Nacionales de Cultura que los galardones "celebran la calidad y el vigor que define España", y que las obras de los premiados suscitan entre creadores y público una apertura "siempre mayor hacia el mundo y hacia el hombre mismo".

"Los premios aspiran a aportar un nuevo impulso a los laureados y también a contribuir para que ese ejemplo de obra y vida se convierta en siembra a los cuatro vientos de una semilla que, aún sin proponérselo, florecerá en nuevas vocaciones artísticas", ha destacado Don Felipe, quien ha presidido junto a la Princesa de Asturias la entrega de estos galardones en Teruel. La ministra Ángeles González-Sinde ha destacado que estos premios no solo reconocen la labor de un creador, una trayectoria o un trabajo concreto sino que "especialmente ahora, frente a una crisis económica mundial tan áspera, son referentes creativos".

Los Premios Nacionales de 2008 correspondieron en las categorías de Letras Españolas a Juan Goytisolo; Juan José Millás, en Narrativa; Joan Margarit, en Poesía; Justo Beramendi, en Ensayo; Miquel Romeo, en Literatura Dramática y Agustín Fernández Paz en Literatura infantil y juvenil.

En nombre de los premiados de literatura, el escritor Juan Goytisolo agradeció el apoyo institucional a muchos proyectos culturales que no podrían realizarse "y más en tiempos de crisis, sin el sustento publico". Goytisolo ha confesado que el galardón no le hace ilusión "porque a mis años la ilusión no existe pero sí el humor", tras lo cual se ha mostrado convencido de que en su caso le recompensan "por viejo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios