Poniatowska gana el Biblioteca Breve con su retrato de Leonora Carrington

  • La escritora mexicana se alzó con el premio de la editorial Seix Barral con 'Leonora', una "aproximación biográfica" a una artista rebelde y contradictoria, última representante viva del movimiento surrealista

Aunque a Elena y Leonora las separan quince años, a ambas las expulsó de Europa el horror. Y ambas fueron a toparse en México, la tierra que terminaría viéndolas crecer como artistas y que las dos mujeres conformarían como propia. Elena Poniatowska recordaba ayer a su padre, que cruzó los Pirineos en la II Guerra Mundial y estuvo prisionero en Jaca. Leonora Carrington -la protagonista de la novela que le ha valido a Poniatowska el premio Biblioteca Breve de este año- llegó a España justo después de que los alemanes enviaran a su pareja, Max Ernst, a un campo de concentración. Circunstancia que la medio enloqueció y que terminó llevándola "a un asilo en Santander, experiencia de la que aún habla con verdadera angustia", explicaba Poniatowska.

Así, Leonora supone un homenaje a un "ser muy solitario, que tuvo que hacer frente a muchos desgarros, al miedo que le producía haber estado en un asilo para locos, en un país con un idioma que tuvo que aprender lentamente, que fue desheredada por su familia y que tenía que vivir de su pintura".

Amigas desde hace años -Carrington ilustró para Poniatowska, por ejemplo, sus Rondas de la niña mala-, Elena apunta que este libro es una "aproximación" a su fascinante biografía, una historia elaborada a partir de las numerosas entrevistas y los momentos compartidos con la que es considerada "última surrealista viva". "Leonora ya no quiere hablar de sí misma -comenta la escritora-, habla de México, de su perro... Y mucho menos quiere hablar de Max Ernst, que es por supuesto por quien más se le pregunta. Toma el té y reflexiona sobre cómo será la muerte, si nos evaporamos o si nos vamos de la mano... ese tipo de cosas. Ella no es creyente".

Aupada a su llegada a Nueva York por la inefable Peggy Guggenheim, el nombre de Leonora Carrington ha estado siempre asociado a los adalides del surrealismo: Dalí, Duchamp, el propio Marx Ernst, André Breton. A su llegada a México, contactó con la genial y onírica Remedios Varo, y conoció a Diego Rivera y Frida Kahlo con los que, sin embargo, no hubo mucha relación: "La idea de lucha y revolución, con la que ambos estaban tan comprometidos, repelía a todos los que acababan de salir huyendo de Europa", cuenta la autora.

Aunque reverenciada como última surrealista viva, para Elena Poniatowska la obra de Leonora Carrington no está -sobre todo a partir de su salida del viejo continente- tan asociada al movimiento como "a su propio mundo interior, muy ligado a sus mitos infantiles, de tradición celta".

La recreación de los primeros años de Carrington -criada en el seno de una familia de la alta burguesía británica- fue, precisamente, uno de los puntos a destacar por los miembros del jurado, que definieron la figura de su protagonista como "una mujer turbadora en la que se encontraron los sueños y las pesadillas del siglo XX". Así, Rosa Montero incidió en "la maestría" latente en las páginas de Poniatowska, que recrea a un "personaje fuerte, complejo y contradictorio, en un relato mesmerizante, que pasa por encima de las páginas". Caballero Bonald, por su parte, destacó el carácter de "biografía simbólica" que tiene esta novela, mientras que Pere Gimferrer subrayó su cualidad "moral".

"La propia Leonora dice que el sentimentalismo es una forma de cansancio -asumió Elena Poniatowska, cerrando los agradecimientos-. Pero, en una realidad tan difícil como la mexicana, me siento especialmente feliz de poder contribuir con este premio a la sensación de que no todo es malo". Y recordó a las mujeres víctimas de la violencia en Ciudad Juárez, y a las mujeres de Chiapas, "que piden cosas como poder escoger al hombre al que aman, decidir los hijos que van a tener o poder conducir -explicó-. Por todas estas mujeres, y por otras escritoras, el premio a esta historia me hace sentir especialmente feliz y agradecida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios