Polémica y alabada restauración

  • Matrera está nominado a un premio de arquitectura internacional

La polémica intervención de restauración y consolidación integral realizada por el arquitecto Carlos Quevedo sobre la torre del Pajarete del Castillo de Matrera ha sido nominada al premio internacional ArchitizerA+Award de Arquitectura.

Su proyecto figura desglosado en su web a través de imágenes y detalles compositivos de una propuesta que ha devuelto la silueta de torre al semiderruido enclave, que además es BIC. Un proyecto que ha sido tachado de "demasiado intervencionista" y que ha dado la vuelta al mundo por el mero hecho de que un medio internacional lo mencionó, a raíz de un artículo aparecido en la web de la Asociación de Defensa del Patrimonio Hispania Nostra, en el que se criticaba duramente esta intervención. A partir de aquí se hicieron eco otros tantos nacionales y otras asociaciones de defensa del patrimonio lanzaron sus quejas. Todo ello, a toro pasado, pues Matrera llevaba décadas clamando una restauración, que tantas veces solicitó el Ayuntamiento de Villamartín. En 2013 se derrumbó buena parte de lo que quedaba y la restauración -que ha sido sufragada por el propietario tras el tardío informe favorable realizado por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Delegación Provincial de Cultura de la Junta- se encargó a este arquitecto que es experto en la materia.

Ahora, Matrera vuelve a estar en el punto de mira, pero en una revisión positiva que le puede proporcionar esta distinción en el ámbito de la restauración, tal y como destacó la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, cuestionada por la misma.

De esta obra se destaca en esta nominación "su potencial restauración sin la intención de realizar un falso histórico monumento o cancelar cada huella del paso del tiempo".

Precisamente este afán por diferenciar lo nuevo con materiales completamente diferentes a la piedra original ha sido la causa de la polémica, por el impacto visual que sus detractores señalan.

Pero se ha hecho según la Ley de Patrionio Andaluz, que advierte de que "se debe evitar reconstruir, salvo si se utilizan partes originales", que no es el caso, y si se añadiesen materiales o partes indispensables, "las adiciones deberán ser reconocibles y evitar confusiones miméticas".

Ahora toca esperar si la intervención tendrá su recompensa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios