Piden el cese de un presidente y de dos veterinarios de la Maestranza

  • La Unión Taurina de Abonados exige la suspensión de Gabriel Fernández Rey

La Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla ha enviado un comunicado a los medios de comunicación en el que denuncia "la pobre presentación del ganado que hemos presenciado en la Feria de abril". Según ésta asociación, "en los 19 festejos de la presente feria 2009 han tenido el dictamen de no aptos para su lidia por falta de remate o de conformación zootécnica un total de 40 animales. Los aficionados incidimos de nuevo en que las visitas a las dehesas para señalar los toros a lidiar adolecen de falta de rigor por parte de la Autoridad o son los ganaderos los que traen a la plaza toros que no muestran en el campo". A la Unión tampoco le convencen las declaraciones de la delegada del Gobierno en Sevilla, Carmen Tovar, en una entrevista publicada en Diario de Sevilla, en la que se le preguntaba por qué no aparecían en el acta del reconocimiento -presidido por Gabriel Fernández Rey- de los toros de Victorino Martín, los que habían sido rechazados y en la que respondía que "técnicamente no hubo ningún toro rechazado, por eso no aparecen toros rechazados en el orden del día".

La Unión, tras recabarlas oficialmente, explica: "En cualquier caso las citadas reses 87 y 35 es evidente que fueron reconocidas (aparecen en las actas de los veterinarios) y no figuraban en el manifiesto público, lo que supone un incumplimiento flagrante del Sr. Fdez. Rey. (artículo 37-6º) ¿Cómo se explica que el toro 14 rechazado por un veterinario fuera lidiado en 6º lugar? A la vista de los dictámenes de estos veterinarios y de lo que salió al ruedo, cualquier aficionado puede tener una clara opinión de la competencia de estos facultativos".

La asociación concluye: "Después de conocer el desarrollo de estos reconocimientos la UTAA de Sevilla reitera su petición de cese del Presidente Sr. Fernández Rey, y de los veterinarios Sres. Luzardo Santana, González de Aguilar Palomeque y de D. Miguel Criado Garrido de quien consideramos que además incurre en incompatibilidad para su labor en Sevilla, por ser veedor de la Casa de Misericordia de Pamplona y tener interés directo con representantes de ganaderías, aspecto que recoge el artículo 24-2º del vigente Reglamento Taurino".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios