CINE

Peter Jackson desde el Cielo

  • Tras sus megalómanos filmes sobre la saga de los anillos y 'King Kong' el cineasta neozelandés versiona la exitosa novela de Alice Sebold con Saroise Ronan

Peter Jackson ha sufrido una autocura de humildad que le ha hecho rebajar ego igual que en su momento rebajó kilos. Algo en lo que ha tenido un fiel discípulo en nuestro Alex de la Iglesia, según se vio en la última gala de los Goya. Tras convertirse en el nuevo rey del mundo a primeros del tercer milenio con la saga de los anillos, 11 Oscars incluidos a El retorno del rey con sabor a admiración de la industria por haber llevado a cabo tan titánico esfuerzo, Jackson se creyó que todo le era permitido. Así que se metió en un más bien insensato remake de King Kong donde la brillantez de los efectos especiales no ocultaba que era un film excesivo y megalómano. Tras esto, y entre los rumores de que iba a volver al universo Tolkien con El hobbit, se ha decidido por adaptar el best seller de Alice Sebold Desde mi cielo.

A algunos les puede asombrar que Jackson se haya decidido por un film aparentemente modesto tras tanto presupuesto, pero su temática entronca con la primera y más interesante parte de su filmografía. Su mortuoria trama protagonizada por una niña atrapada en el más allá recuerda a la curiosa ¡Agárrame esos fantasmas!, y no hay que olvidar su turbio acercamiento al mundo adolescente en la que es con diferencia su obra maestra, Criaturas celestiales, donde se demostró una vez más que la realidad puede ser más sorprendente que la ficción. El libro fue un éxito inmediato con su mezcla de espiritismo, thriller y drama familiar. Spielberg estuvo detrás de él aunque se ha conformado con ejercer de productor y ceder los trastos de dirigir a Jackson. Ambos se han vuelto a asociar, pero cambiando los papeles, en la esperada versión de Tintín. Pero el rodaje de The Lovely Bones, que así se llama el film que se estrena hoy, fue tan complicado como la trilogía de los anillos. El actor Ryan Gosling abandonó o fue despedido en los primeros días de rodaje y en postproducción hubo voces de protesta, como la de la gran Susan Sarandon que vio su papel reducido en los tijeretazos de la mesa de montaje. El sustituto de Gosling, Mark Walhberg, no se entendió con Jackson durante la filmación y más de una vez acabaron a gritos. Además, para recrear el limbo donde acaba el espíritu de la protagonista, llamado en el film el intermedio, hubo que recurrir a las técnicas de efectos especiales, lo que alargó el trabajo. En fin, hay una ley no escrita que dice que los rodajes conflictivos suelen dar grandes películas, veremos a partir de hoy si esa ley se cumple.

Peter Jackson conoció la novela gracias a su compañera sentimental y profesional, Fran Walsh, que se la dio a leer en pleno proceso de la trilogía de los anillos. Da vida a la protagonista Saroise Ronan, la joven revelación de Expiación. Rachel Weisz y un irreconocible Stanley Tucci como el asesino de The Lovely Bones. La historia nos presenta a una joven adolescente que muere a manos de su vecino, un pedófilo del que nadie sospecha nada. Su espíritu queda atrapado en un mundo intermedio entre el Cielo y la Tierra, con lo que puede ver lo que pasa con su familia y como intentan superar la pérdida. La chica tendrá que decidir si prefiere la venganza y ver a su asesino entre rejas o que los suyos se echen su muerte a las espaldas y sigan su camino en la vida mundana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios