Pasión Vega participa en el rodaje de 'En medio de las olas'

  • La cantante recita a José Manuel García Gómez en el documental sobre el literato gaditano

Comentarios 5

Luis García Gil no para. Amén de colaborar en el cancionero definitivo de Joan Manuel Serrat y de preparar libros en torno a Jacques Brel y Francois Truffaut, el poeta gaditano rinde tributo a su padre, José Manuel García Gómez, con el rodaje de un documental en torno a su figura literaria, piedra angular de la cultura gaditana del pasado siglo, creador de la revista Caleta. En medio de las olas, así se titula el filme y el poema que recitó días pasados la cantante malagueña Pasión Vega, participante de lujo junto a destacados miembros de la generación de García Gómez, caso de Manuel Mantero, Pilar Paz Pasamar, Antonio Hernández, Antonio Murciano, Enrique Montiel o Manuel Ríos Ruiz. Luis García pretende estrenar el documental en la próxima edición de Alcances, y destaca la labor de realización de Pepe Freire.

García Gómez ejerció en las décadas de los cincuenta y sesenta de dinamizador de la cultura gaditana, al abrigo de la figura visible y preponderante de José María Pemán, con quien compartió iniciativas de notable relevancia. En la calle Cervantes se reunían los poetas de tan complicada época, quienes protagonizaban recitales en La Caleta y difundían la poesía de tradición oral. El poeta propició que poetas de la Generación del 27 como Vicente Aleixandre o Rafael Alberti se asomasen a las páginas de la revista Caleta, aunque también colaboró activamente en Diario de Cádiz, cumplió su papel de mano derecha de Pemán en los Cursos de Verano de la Universidad de Sevilla en Cádiz, vivió de cerca la visita de Jean Cocteau a la ciudad gaditana y todo lo hizo de forma comprometida y nada acomodaticia.

Luis García Gil denuncia "el olvido institucional" que ha sufrido la figura de su padre, quien "merece un reconocimiento de su ciudad". Le duele mucho que el mundo de la Semana Santa "lo haya ignorado completamente, pese a ser dos veces pregonero". A quince años de su muerte, García Gómez permanece vivo, no obstante, en la memoria de numerosos compañeros y a través de su legado, que ahora reivindica su hijo Luis, también poeta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios