arte

Paisaje urbano entre presunciones

  • El isleño Ricardo Galán Urréjola expone en la Galería Benot de Cádiz, que acaba el año con una muestra en la que el pintor ha abierto rutas por donde pasa un mayor compromiso con la estética

Dicen lo que de eso saben que los buenos vinos, con el tiempo, están mucho mejor. Eso lo mismo le pasa a la pintura de Ricardo Galán Urréjola, cada vez es más buena. El tiempo no ha hecho en este pintor nada más que agrandar su fortaleza creativa. Cada vez más, se asiste al encuentro con una obra más madura, que ha roto los buenos esquemas que ya tenía, para acaparar registros de mayor intensidad y dimensión pictórica.

Ricardo Galán Urréjola, a pesar de sus muchos éxitos con una pintura poderosa y cercana a todos, ha dado un paso adelante y ha abierto rutas por donde pasa un mayor compromiso con una estética llena de carácter expresivo.

Fali Benot, que siempre lo ha tenido claro con Ricardo Galán Urréjola, lo lleva de nuevo a su galería como fin de fiesta de una programación cabal, ajustada y sensata; una programación capaz de convencer a todos y que sirve para el feliz encuentro con un arte lleno de compromisos. La obra de este artista puede ser la oportunidad para empezar a considerar que comprar arte no es algo descabellado y algo sólo para bolsillos pudientes. Y es que la obra del pintor gaditano nos conduce por el feliz paisaje de una ciudad presentida, que no se ajusta a moldes concretos y que, a pesar de las posibles similitudes, puede confundir sus identidades físicas.

Ricardo Galán Urréjola, en esa clara evolución hacia posiciones menos definidas, rompe con la fidelidad representativa, abre los argumentos ilustrativos para que por ellos entre aire de mayor contundencia expresiva; sumerge la pincelada en una mayor vehemencia y patrocina un paisaje urbano lleno de efluvios misteriosos, de encuadres imprecisos y de posiciones escénicas mucho más mediatas; además, se aleja de virtuosismos innecesarios para suscribir una realidad apenas esbozada, por donde transita una figuración que va perdiendo sintonía para adentrarse por horizontes que asumen una pintura no imitativa y con vocación de una sutil abstracción evocadora.

Es Ricardo Galán Urréjola uno de esos pocos pintores que realiza una obra convincente a todos; una obra de sabia estructuración formal, de realismo matizado; que seduce por sus posiciones entre lo mediato y lo inmediato; que aporta claridad y sensatez a una pintura necesitada de muy buenas experiencias. La pintura de este artista llega a todas las instancias; con su contemplación uno se siente seguro de que está ante un ejercicio artístico de muy alta significación.

Cierra Fali Benot el año con una espléndida exposición donde fondo y forma argumentan el feliz testimonio de un arte grande.

Galería Benot Cádiz

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios