El PECA reduce en un 25 por ciento la inversión prevista para flamenco

El Plan Estratégico de la Cultura de Andalucía (PECA), diseñado por el departamento de Rosa Torres, ha reducido en un 25 por ciento las previsiones de inversión programadas en el plan Flamenco Por Venir, que el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó a finales de la pasada legislatura, a instancias de la ex consejera Carmen Calvo. Asimismo, suprime algunos proyectos clave de las iniciativas que el plan desarrollaba para el cante jondo.

En concreto, según ambos documentos, la diferencia superaría los 11 millones de euros, ya que el plan inicial consignaba para el periodo 2008-2011 unos 45,77 millones, frente a los 34,3 millones que recoge el PECA.

Por anualidades, Flamenco por Venir preveía que en 2008, la Junta destinaría a flamenco 6,25 millones de euros, una cantidad inferior a la que establece el PECA (7,7 millones). Éste es el único año en que la previsión de gasto del departamento de Calvo es inferior a la de Torres, ya que en el resto de anualidades, las partidas han sido revisadas a la baja.

Así, en 2009 el PECA prevé 8,28 millones, frente a 8,90 del Flamenco por Venir; en 2010, el primero asigna 8,88 millones, frente a los 13,17 millones previstos por el anterior equipo, y en 2011, la diferencia aumenta: el Plan Estratégico estima 9,44 millones, frente a los 17,45 millones que apuntaba el Flamenco por Venir.

El plan Flamenco por Venir pretendía crear varios organismos: la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, una empresa de participación pública y privada para fomentar su comercialización del arte jondo y un Museo dedicado a esta disciplina en la ciudad de Jerez, donde además se encuentra en Centro Andaluz de Flamenco (CAF), que también sería ampliado.

La idea original era que la Agencia tuviera unos presupuestos específicos y personalidad jurídica propia, algo que el actual equipo ha pospuesto hasta la próxima legislatura. Este órgano debía encargarse "de la conservación, investigación, difusión y docencia del patrimonio cultural que el flamenco supone".

Otro objetivo del programa de Calvo, aprobado por el Consejo de Gobierno, era promocionar el consumo de flamenco en el mundo como una opción cultural de primer nivel, para lo que quería poner en marcha la Empresa para la Promoción y Comercialización del Flamenco, con participación pública y privada. Esta idea fue descartada por la actual directora de la Agencia, Bibiana Aído. Tampoco aparece en el PECA la idea de crear un canal temático de televisión sobre arte jondo, como pretendía el Flamenco por Venir.

Del mismo modo, se preveía reforzar el papel del CAF, con sede en Jerez, que pasaría a formar "parte esencial" de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco y se ampliaría en 250 metros cuadrados, con una inversión de 450.000 euros, de los que unos 150.000 se iban a destinar a la compra de la superficie y los 300.000 restantes a tecnología.

Otra de las estrategias de Flamenco por Venir era la propuesta formal ante el Consejo Nacional de Patrimonio Histórico para que España eleve a la Unesco la propuesta de declarar el Flamenco Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, una iniciativa que el equipo de Rosa Torres ha decidido no mantener.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios