Ópera 2001 recuerda a Cádiz el 150 aniversario de Puccini

Comentarios 1

Contemporáneas, divertidas, cercanas y emocionantes, las partituras de Giacomo Puccini sobreviven a las modas y a los tiempos. Apenas el polvo las roza, gargantas intrépidas y orquestas brillantes las vuelven a redescubrir para el hombre del siglo XXI. Un hombre que, tras 150 años del nacimiento del compositor, aún persigue los mismos sueños de aquella bohemia que imaginó el maestro de la Toscana y que a partir de las nueve de esta noche volverá a brillar en las tablas del Falla.

Los artífices de este viaje al romántico París de principios del siglo XX no son desconocidos para el público del coliseo gaditano. "Más bien somos viejos conocidos y siempre estamos contentos de volver al Falla", aseguraba Luis Miguel Lainz, director artístico de la compañía Ópera 2001.

"Como siempre, venimos dispuestos a revalidar el éxito que tenemos en Cádiz, pero también, este año, queremos celebrar los 150 años del nacimiento de un autor cuya música, como dijo Oscar Wilde, te toca directamente al corazón", explicaba Lainz que considera esta "emocionante, dramática y divertida obra en cuatro actos" como "la ópera ideal" para todo aquel espectador "que se acerque por primera vez al género".

"Además, para los miembros de la compañía es una experiencia muy emotiva venir a Cádiz porque esas palmas que el público toca al final son únicas. Los artistas extranjeros y los de más arriba de Ciudad Real se quedan sorprendidos", ríe el director artístico.

Así, la previsión del representante de Ópera 2001 es la de una cita "especial y fascinante" donde la orquesta filarmónica de Pleven y los solistas Tsvetana Bandalovska, Orfeo Zanetti, Juan Tomás Martínez, Chiara Giudice, Luca Dall´amico y Stefano de Peppo, junto con el coro de la compañía, pondrán en escena los desamores e infortunios de cuatro jóvenes en una ópera verista. "Fue una de las novedades que introdujo Puccini, pues hasta entonces las obras versaban sobre temas históricos, mitológicos o religiosos", recuerda.

La Bohême, por contra, muestra a personajes de carne y hueso. Historias de amor y desamor -que se podrán seguir en español a través de una pantalla con traducción simultánea- en un Falla trasformado en el legendario Barrio Latino de la Ciudad de la Luz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios