Nuevos guardianes del patrimonio histórico arqueológico de Cádiz

  • Arqueólogos e historiadores de la provincia se unen en una asociación profesional, que se presentó ayer en la Prensa de Cádiz, con la vocación de defender y difundir el patrimonio de nuestra geografía

"Sería bonito que el 12 de diciembre se convirtiera en un día importante, ¿verdad? ". La arqueóloga Esperanza Mata plasmaba un deseo, medio en broma, medio en serio, al término de la presentación de la Asociación Profesional del Patrimonio Histórico Arqueológico de Cádiz. Un día importante en la salvaguarda del rico patrimonio de la provincia que, a partir de ahora, cuenta con unos nuevos guardianes, los miembros de una corporación que se presentó ayer en la Asociación de la Prensa de Cádiz con "la vocación de defender y difundir" los bienes históricos y arqueológicos de nuestra provincia.

"Esta iniciativa surge de un grupo de historiadores y arqueólogos pero está abierta a todos aquellos profesionales cuyo trabajo esté relacionado con la investigación y gestión del patrimonio", animaba la directora de ASPHA -estas son las siglas de la entidad- que estuvo acompañada en la mesa por el vocal de la junta directiva Lázaro Lagóstena.

Por ahora, más de una veintena de profesionales, con una dilatada experiencia laboral, se han unido para secundar la puesta en marcha de una asociación "necesaria" ya que la explotación del patrimonio histórico "forma parte de las nuevas políticas económicas" y que la nueva estructura académica, "ahora compuesta de grados y másters", recordó Lagóstena, requiere de otras maneras de vigilancia.

Así, ASPHA viene a dignificar y reivindicar "el reconocimiento jurídico de la profesión de arqueólogo" y "la defensa del profesional de la arqueología en materia de régimen laboral y de seguridad social", además de "ser conscientes" de que en la actualidad la investigación y puesta en valor del patrimonio "ya no es coto privado para arqueólogos e historiadores" y existen "otros agentes profesionales" que intervienen en esta actividad. "Todo esto, estas nuevas necesidades, nos llevan a prospectar nuevas fórmulas de trabajo", adujeron los representantes de la asociación.

ASPHA tiene por delante "muchos retos" y "una gran cantidad de proyectos" que pretenden afrontar "con entusiasmo, ímpetu e iniciativa". El más inmediato es la publicación de una obra participada por arqueólogos del ámbito provincial y nacional "con motivo de la reciente jubilación del compañero Francisco Gil", informaron, al que "en reconocimiento a su trayectoria" se le nombrará socio de honor de la corporación.

Cursos de formación para el próximo año y la consecución de seguros civiles y de trabajo para el ejercicio de la arqueología completan el programa de actuaciones a corto plazo de la entidad profesional.

"Vamos a trabajar con dos líneas bien diferenciadas", resumían Mata y Lagóstena. Por un lado, ASPHA enfrentará los problemas "que desde antes se vienen produciendo" sobre el reconocimiento de la categoría profesional del arqueólogo y, por otro, se afrontará la tarea de "divulgación" apoyada "sobre todo" en las nuevas tecnologías. "En nuestra página web -www.aspha.es- los investigadores pueden colgar sus artículos o el resultado de sus investigaciones", anunciaban los expertos que reconocieron "la cantidad de dinero que se invierte en intervenciones en el patrimonio y el poco conocimiento que tiene la sociedad de los resultados".

De esta manera, los arqueólogos echan en falta "una mayor apertura" por parte de las administraciones "tanto en el uso, la investigación y la puesta en valor del patrimonio". Estos expertos consideran que los poderes mantienen un modelo "demasiado proteccionista" aunque también tienen en cuenta la legislación "tan avanzada" que existe en Andalucía con respecto a la protección del patrimonio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios