El Niño regresa a la mítica banda Cai, que reedita su primer disco

Si El Gordo pasó de largo, El Niño toca de nuevo en Cai. Ha vuelto, un cuarto de siglo después. El guitarrista José Antonio Fernández Mariscal se ha dejado querer sólo unos meses, los que median entre la reaparición de la legendaria banda gaditana y la inminente publicación de un doble disco muy especial: la reedición de Más allá de nuestras mentes diminutas, el primer disco de Cai, y piezas en directo e inéditas pertenecientes a un concierto en el Cortijo de los Rosales y a la penúltima versión del grupo señero. Cai presentará oficialmente tal lanzamiento, su debut convertido en legado, y de paso dará gracias a la larga vida del rock andaluz, en la sala Galileo de Madrid y en locales de Barcelona y, por supuesto, Cádiz. Los músicos ya han recibido peticiones de melómanos y de distribuidoras de puntos tan remotos como Japón.

El retorno de El Niño ha replanteado la filosofía del grupo, refundado hará unos nueve meses por Diego Fopiani y Paco Delgado. Ambos componentes originales de Cai se desprenden, muy a su pesar, de la sección de vientos con la que arriesgaron nuevos arreglos en su propuesta escénica, y se quedan en quinteto. El baterista y vocalista Fopi, los guitarristas Delgado y Niño, Ignacio Olivera que pasa al bajo y el impar Blas Lago a la teclas, como heredero del gran Chano Domínguez, quien por supuesto intentará participar en la siguiente etapa del grupo. El disco Más allá ..., que irrumpió en el efervescente 1978 a través de una compañía independiente llamada Lacochu, se edita bajo el sello del prestigioso pianista gaditano, quien precisamente dio sus primeros pasos en Cai con sólo dieciocho años. Chano se ha ocupado de restaurar el sonido en su estudio barcelonés.

Cai dice adiós a los vientos, de momento, para permanecer fiel al fluido sónico del primer disco, descatalogado durante décadas. Influida por el rock progresivo e influyente en varias generaciones de músicos. Luego surgirían Noche abierta, otro disco redondo, quizá más maduro y original, y La canción de la primavera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios