Nervios e ilusión en el Conservatorio de Danza

  • El CAD celebró ayer en Cádiz audiciones de clásica, española y contemporánea

Comentarios 1

Nervios e ilusión. Eso es lo que se respiraba ayer en el Conservatorio de Danza de Cádiz. Un grupo de profesoras del Centro Andaluz de Danza (CAD) están recorriendo esta semana Andalucía, haciendo las primeras pruebas de selección de chicos y chicas mayores de 18 años para estudiar dos años con una beca en el centro sevillano. Ayer llegaron a Cádiz para realizar audiciones en el Conservatorio Maribel Gallardo. Sólo eligen a los mejores, y eso los aspirantes lo sabían.

Este año ha disminuido considerablemente el número de participantes en las pruebas. Frente a los casi 50 bailarines que se presentaron el año pasado, ayer sólo acudieron 17. Y todas eran chicas.

Pili estaba muy nerviosa porque era la única que se presentaba a las audiciones de contemporánea. Estudia el ciclo superior de animación sociocultural y termina este año, pero su ilusión es dedicarse a la danza, especialmente a la contemporánea. Por eso se prepara en el Conservatorio y ya está en quinto curso de grado medio. Ayer estaba "súper nerviosa" por las pruebas, porque conseguir una beca para estudiar en el CAD le puede facilitar mucho alcanzar su objetivo. Pero se volvió a su casa sin saber si era o no seleccionada. Las profesoras le propusieron presentarse el sábado a las pruebas en Sevilla "porque aquí sola no está en las mismas condiciones", según dijo Anael Martín, profesora de clásico del CAD y coordinadora artística de las audiciones.

Junto a Anael Martín, ayer estuvieron en Cádiz Genesia Kindelan, profesora de clásico, Pilar Pérez Calvete, de contemporáneo, y Ana María Bueno, maestra de danza española y flamenco. Lo que buscan son bailarinas "con nivel avanzado en danza, porque en el CAD no se les va a enseñar técnica, sino a bailar", comentaba la coordinadora de las pruebas. Allí se realiza un postgrado de dos años intensivos de danza para prepararse para su futuro profesional. "Todos los alumnos tienen que hacer todas las especialidades para adquirir una formación completa. El mundo de la danza es polivalente y tenemos que prepararlos para lo que exige hoy el mercado. Por eso, también hay hip-hop entre las asignaturas del CAD", explicaba Anael Martín.

Todas las aspirantes tenían que realizar primero unos ejercicios de clásica y luego, los de su especialidad. A la salida, comentaban que no había sido difícil, pero que habían pasado muchos nervios.

De las siete chicas que se presentaron a danza clásica, cuatro pasaron las pruebas: Saray y Alejandra, de la Academia Adagio de Algeciras, Patricia, de la Academia de Belén Fernández de Jerez, y Montserrat, que venía de Madrid. Ella también fue seleccionada en las audiciones de española, junto con Berta. El día 7 de junio se realizará una segunda prueba en el propio CAD, en la que estará su directora, Blanca Li.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios