El Museo y el Teatro de Títeres se unen a la oferta cultural del 12

  • El Ayuntamiento de Cádiz pretende que ambos equipamientos estén en funcionamiento a mediados de año · Se solicita a la Junta la cesión de piezas no expuestas de la Tía Norica

Comentarios 5

La conmemoración del bicentenario de la Constitución de 1812 tiene un evidente componente cultural. Junto a equipamientos directa o indirectamente relacionados con este evento, como el Oratorio de San Felipe Neri y el castillo de San Sebastián, la celebración se va a completar con la apertura de nuevos inmuebles que van a permitir fortalecer la oferta cultural de la capital y, con ello, de la propia Bahía, como un paso más para convertir a esta industria en una pata más del necesario desarrollo económico de la zona.

Dos de los nuevos equipamientos más relevantes concluyen en estos días las obras de construcción: el Museo del Títere y el Teatro de Títeres 'La Tía Norica', que en conjunto han supuesto una inversión cercana a los 10 millones de euros y que en el primero de los casos ha contado con la participación del Plan E.

El museo instalado en las bóvedas de Santa Elena, en la muralla de la Puerta de Tierra, ya ha completado al cien por cien sus obras, quedando apenas aspectos relacionados con el suministro eléctrico. Este equipamiento debe convertirse en uno de los principales revulsivos culturales y turísticos del frente amurallado de la ciudad, que incluye el Museo Iconográfico, el de la Prensa (que se pretende abrir el próximo septiembre), el Cádiz Virtual del torreón de la muralla (cerrado desde hace dos años, al igual que el paseo superior) y el Museo Cofrade.

El patrimonio de la Tía Norica y la colección de Ismael Peña van a convertirse en el eje central del Museo del Títere. "Vamos a recuperar todos los fondos que tenemos de la Tía Norica, piezas, escenografía y documentos, que forman parte de la compañía y que actualmente se ubican en el Baluarte de la Candelaria. A la vez, el pasado verano solicitamos al Ministerio de Cultura que aportasen piezas que se guardan en el Museo del Teatro de Almagro. Hemos recibido una respuesta positiva en cuanto a estudiar esta posibilidad. Por contra, la misma petición realizada a la Junta, para la cesión de aquellas piezas relacionadas con los títeres que no se muestran en el Museo de Cádiz, no ha sido atendida. En todo caso, esta petición parece haber servido para que la Consejería haya descubierto la necesidad de restaurar la colección histórica de la Tía Norica. Espero que no pase como en el Teatro Romano", afirma el teniente de alcalde de Cultura, Antonio Castillo.

Concluidas las obras, se comienza a trabajar ahora, entre los técnicos municipales y los representantes de quienes han cedido el material expositivo, sobre el mobiliario que se va a instalar. Con todo ello, la previsión con la que trabaja Castillo es que el Museo pueda abrirse al público a mediados de este año e incluso aprovechar para hacer coincidir su inauguración con la celebración del Festival de Títeres, entre mayo y junio próximos.

Además de las salas expositivas, el nuevo Museo contará con un área destinada a exposiciones temporales. Para la apertura del centro se cuenta ya con una muestra de títeres mejicanos, a la vez que se podrán estudiar los fondos documentales que complementarán la oferta del nuevo centro.

Así, se pretende potenciar el carácter didáctico del Museo, que sirva para llevar al visitante al mundo de los títeres más allá de lo que habitualmente se vive con las representaciones escénicas. Se verán los distintos tipos de marionetas, los materiales utilizados en su construcción, los distintos modelos de teatro, así como cartelería. Junto al mismo se ha reformado un gran patio donde, en su momento, se podrán celebrar espectáculos.

teatro de la tía norica

Las obras en el Teatro de Títeres 'La Tía Norica' encaran también sus últimas jornadas de trabajo ya que el porcentaje de ejecución ronda ya al 97% del total. Este proyecto, iniciado en noviembre de 2005, ha acumulado un importante retraso y un espectacular incremento en sus costes tras localizarse en el solar, donde se levantaba el antiguo Teatro Cómico, en uno de los puntos más altos del casco histórico de la capital, importantes restos arqueológicos de la etapa fenicia. Resalta Castillo que este centro, que se unirá a los teatros Falla y Pemán (éste último a punto de iniciar su reforma integral) "va a tener un papel muy específico a lo largo de 2012 y otro ya diferente una vez concluidos los actos del Bicentenario".

Durante el Doce, y una vez se produzca su apertura, igualmente prevista para mediados de año, los usos van a estar directamente relacionados con la programación del Bicentenario elaborada por el Ayuntamiento, además de ofrecer piezas del repertorio de la Compañía de la Tía Norica, que tendrá aquí su sede estable. "En un centro ideal por su tamaño (algo más de 300 localidades) para determinados espectáculos. Así 'Cádiz en Danza' está muy presente, incluso con un gran encuentro de danza europea e iberoamericana en junio". Pasado el Doce, funcionará como "teatro a medio tamaño para dar cabida a representaciones para las que el Falla es demasiado grande y La Lechera resulta pequeña".

Con estos equipamientos, considera Castillo que se completa una red de teatros importante para el tamaño de la ciudad, y más cuando algunos espacios privados, como la sala de teatro del colegio de San Felipe Neri y, de forma muy puntual la Sala Anfiteatro, están apostando por la programación de espectáculos en sus recintos.

En cuanto al espectacular yacimiento arqueológico, Antonio Castillo reconoce que "va a ser muy complicado" que pueda visitarse este año. El Ayuntamiento está pendiente de una aportación europea de 250.000 euros, más otros 50.000 incluidos en el Programa Ruta Bético-Romana, esencial para completar la preparación de todo lo localizado para facilitar las visitas. Incluso destaca Castillo que aún serán necesarias nuevas inversiones para ir completando las excavaciones y el mismo proyecto museístico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios