El Museo de Cádiz luce parte del suelo deteriorado y alguna gotera

  • La solería presenta grietas, algún agujero, y desconchones en los tramos más transitados y también se filtra agua en el patio de la planta baja

Comentarios 19

El estado de deterioro de la solería en algunos tramos del recorrido del Museo Provincial de Cádiz y la pequeña gotera que desde hace un tiempo se observa cuando llueve en el patio central dan buena cuenta de la necesidad de actuar sobre este equipamiento museístico provincial. De una necesaria tercera fase que contempla la reforma, modernización y ampliación del Museo de Cádiz.

La llamada de atención realizada desde las redes sociales y a través de varias entradas en la web de Diario de Cádiz, pone de manifiesto esta situación, más llamativa en la zona arqueológica, que ocupa la planta baja del Museo Provincial de Cádiz.

En un recorrido por el emplazamiento se observan numerosas grietas, desconchones y algún agujero, aparte de manchas. En el patio podía verse ayer la señalización de 'Cuidado resbala' sobre una pequeña gotera en una zona de paso. Parece que antes de las lluvias acometieron obras para solucionar este problema, dada las importantes filtraciones que tenían lugar en esta zona. Si bien, todavía queda una pequeña gotera, como podía observarse en el lluvioso día de ayer, que se colaba algo de agua por el traslúcido techo acristalado.

Fuentes de la Delegación Provincial de Cultura apuntan que se trata simplemente del desgaste natural del suelo, tras los 23 años que lleva instalado, justo para la inauguración de la segunda fase en 1990. Dicen que el mármol travertino es muy poroso y es normal que se produzca algún deterioro. En cuanto a las goteras indican que sólo un día que llovió intensamente se tuvo que acotar el patio central, debido a las grandes goteras, pero que posteriormente fueron arregladas y nunca se han producido ni han interferido el recorrido expositivo. Ayer no se pudieron tomar imágenes de estas filtraciones, debido a que la Delegación Provincial de Cultura ha negado el permiso a este medio.

Así, una de las zonas con más desperfectos en la solería de mármol es la sala de Colonizaciones, donde yacen las dos grandes joyas del Museo, los sarcófagos antropoides fenicios, por el trasiego tan importante de visitantes que recibe, lógicamente. El suelo de la sala de Urbanismo Romano también luce especialmente manchado, como el de la sala del Cádiz Islámico, con aspecto deteriorado.

Esto en lo que respecta a la planta baja, el suelo de la primera planta, dedicada a la Pintura, ya se exhibe algo mejor, aunque también algo desgastado. En concreto, el espacio dedicado a Zurbarán es el que peor se muestra, con alguna reparación visible en alguna plaqueta.

En esta planta existen espacios cuyo suelo ha sido repuesto, como es la sala del Barroco Europeo, totalmente renovada, así como el Gabinete de Numismática y la sala de exposiciones temporales en la que acaba de inaugurarse una muestra sobre Nuevos hallazgos en la Necrópolis Romana de Cádiz. Lo mismo ocurre en la sala sobre Baelo Claudia que hace ya un tiempo se presentó al público, en un área anexa al patio. En cuanto a la segunda planta dedicada al arte contemporáneo, parece bien conservada.

Ahora que la Escuela de Arte se ha marchado es hora de agilizar la actuación sobre el Museo Provincial de Cádiz, de cara a la puesta en marcha del nuevo plan museológico que contempla la tercera fase. Un plan que se presentó en 2007, con vistas a llegar al Bicentenario con el flamante equipamiento cultural ya listo. Pero nada fue posible con el retraso del traslado de la Escuela. La puesta en marcha de esta fase corre por cuenta del Ministerio de Cultura, que ya el pasado año eliminaba de los presupuestos generales del Estado cualquier partida dedicada a este centro.

Si bien, está en manos de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía velar por el correcto mantenimiento del equipamiento, como viene haciendo en determinadas áreas que se han ido mejorando o renovando. Y es que el museo más visitado en 2012 entre todos los equipamientos culturales de la Junta de Andalucía merece, cuanto menos, desprenderse de cualquier gotera, por ínfima que sea, y lucir un suelo, si no renovado, reparado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios