"Muchas veces, de un fallo consigues un resultado mejor que el que buscabas"

  • El grupo Telephunken celebra sus diez años de música en la sala Comedia de Jerez con un concierto en el que repasarán los cuatro discos que tienen en el mercado

Comentarios 1

Ernesto Sánchez llevaba ya sus años tocando con Nothing cuando una triple sesión de djs en un club londinense cambió radicalmente su forma de comprender la música. A partir de ese momento, Telephunken se convirtió en su nuevo proyecto, en el que mezcla su talento como dj con el bajo de Sergio Zamarvide y la batería de Fernando Parrilla.

Desde principios del presente siglo ha publicado cuatro discos e infinidad de remezclas y sesiones, además de temas para bandas sonoras y anuncios que lo han llevado a actuar en medio mundo. Telephunken llega ahora a Jerez para celebrar sus fascinantes diez años de carrera.

-Parece que el trabajo de Jon Carter transformó radicalmente su forma de comprender la música. ¿Qué fue lo que llamó tanto su atención en el Heavenly Social de Londres?

-Pinchaban Chemical Brothers, Justin Roberson y Jon Carter. Me quedé alucinado. Era la primera vez que veía mezclar dance, hip hop, electrónica y rock con breaks; pero lo que más me impresionó fue la actitud del público. Parecía más un concierto que una sesión de un dj (estamos hablando del 94). Me impactó mucho, y desde entonces empecé a hacer música 'electrónica'. Ahora mismo, esa sesión sería muy vulgar comparada con lo que hace gente como Dj Yoda, Bryx o Stickybuds, pero la verdad que en ese momento fue algo tan distinto que cambió mi forma de ver las cosas.

-¿Por qué decidió incluir en su trabajo como dj un background compuesto por instrumentos reales? ¿Es herencia de su trabajo con Nothing?

-No exactamente. Yo ya actúo como dj, así que hacer un directo sólo con máquinas me parece muy aburrido. Además, mi música tiene un rollo muy orgánico y festivo, con lo que un directo a medias entre una sesión y un grupo me pareció lo más adecuado. Creo que hemos conseguido algo bastante especial.

-¿Cómo es trabajar con samplers de Karina o Nirvana? ¿Cómo funciona el proceso compositivo?

-Bueno, he sampleado tantísimas cosas en los últimos años que no podría ni contarlas. Hay varias formas de samplear: puedes usar un trozo reconocible y hacer una canción nueva o puedes samplear una caja de aquí o un bombo de otro sitio y hacerte tu batería. Es algo muy creativo. Con una nota de trompeta puedes crear una melodía. No tengo un proceso concreto. Algunas veces lo tengo claro antes de empezar, otras empiezo creando un bajo. No me gusta hacer siempre lo mismo, prefiero que las cosas surjan. Muchas veces, de un fallo intentando hacer algo consigues un resultado mejor que el que buscabas.

-La cultura dj está muy poco arraigada en España, ¿a qué cree que se debe? ¿Es por eso que trabaja tanto en el extranjero?

-Aquí no hay una cultura tan importante de club como en otros países. No sé muy bien a qué es debido, pero la verdad es que trabajo muchísimo más fuera. Es otro concepto. He trabajado con equipos de sonido en Europa del Este que no he visto ni en los mejores clubs de España; y de Estados Unidos o Alemania ya ni hablamos. Supongo que con el tiempo llegará aquí también.

-Son ya diez años de Telephunken, ¿Qué ha aprendido en este tiempo? ¿Con qué se queda de todas esas giras y trabajos?

-Pues la verdad es que me quedo con todas las experiencias increíbles que he tenido, con todos los países que he tenido la suerte de visitar y, sobre todo, con la gente que he conocido. Siempre digo que soy muy afortunado, y realmente es así. Lo mejor que me ha pasado musicalmente creo que es la caída de la industria musical tal y como la conocíamos. Internet a ayudado a la globalización. Ya no necesitas un sello, haces tu música y la vendes y al minuto la compran en Singapur o en Polonia. Creo que es lo mejor que podía pasar: cualquiera con talento puede hacerse grande, ya no necesitas que decidan por ti.

-También ha trabajado haciendo temas para películas como Gente Pez o Slam!. ¿Hay alguna diferencia entre componer para un disco y componer para una película?

-Sí, hago muchas cosas para cine, televisión o publicidad. La diferencia es total. Cuando haces música sólo tienes que pensar en la música; cuando haces cine tienes que apoyar una imagen, tiene que ir a tiempo con según qué momentos para enfatizar un golpe, por ejemplo. Es algo totalmente distinto pero muy interesante. A mí me encanta el cine, así que poder trabajar en este tipo de cosas me parece muy especial.

-Su último tour, ¡Que viva el ritmo!, los llevó mayormente por los EEUU. ¿Qué esperan de esta gira X Aniversario?

-No hemos parado de tocar y hemos estado por los Estados Unidos, Alemania, Europa del Este, Inglaterra, incluso África. Uf, ni recuerdo todos los países. La verdad que ha sido una locura y no podemos estar más agradecidos. En los próximos meses, entre dj y live, tenemos Italia, Suiza, Alemania, Brasil, México, Canadá y, evidentemente, Estados Unidos. Desde que fuimos por primera vez al Sxsw en Austin y empezamos a sacar discos con sellos internacionales ha sido una locura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios