Flamenco

Morente cierra un nuevo ciclo en directo de 'Omega'

  • Cuatro actuaciones han acompañado el rescate del disco de 1996, que ha sido colgado recientemente en la red

El Festival Internacional de Benicassim cerró anoche su 14ª edición con la actuación, entre otros, de Enrique Morente y Lagartija Nick (21.30 horas), quienes coincidían en el programa con el cantautor canadiense Leonard Cohen (20.00), de quien se adaptan algunos temas en el disco objeto de gira: el renombrado y discutido en su día Omega. Antes, el cantaor y el grupo de rock de Granada lo habían llevado al Primavera Sound de Barcelona, a Madrid con motivo de la celebración del Día de la Música y a Alcalá de Guadaira, donde cerró la interesante programación este año allí estrenada, Vaivenes Flamencos.

Del directo de Omega hay que subrayar ante todo la colosal fuerza que la interpretación de sus temas deja emanar en su puesta en escena. Eso y una tremenda implicación del público que, en el caso de Alcalá, rozaba el millar de personas, un colectivo en el que se mezclaban en feliz sintonía rockeros y flamencos. Antes de abordar los temas del disco, Morente completó un recital clásico de estilos flamencos. Y decimos clásico cuando habría que decir más bien morentiano, en sintonía con el carácter y el tratamiento que el cantaor otorga a sus cantes. En esa formación primera, Enrique va acompañado, además de por las guitarras de Paquete y David Cerraduela, de la percusión de Bandolero y de un grupo de cinco artistas que se reparten las palmas, el cante y el baile: Ángel Gabarre, José Enrique Kiki Morente" junto a Alfonso Losa, Isaac y El Popo al baile.

Todos, en el centro del escenario, arrancan la actuación con bulerías al golpe y la concluyen con una tanda de martinetes, tonás y debla. En medio, una panoplia de estilos flamencos adaptados al gusto del granaíno: cantiñas, malagueña con remate por Frasquito Yerbabuena, seguiriyas con baile y, de forma sorprendente, la interpretación del tema Guern-Irak que abre su nueva grabación Pablo de Málaga.

En este último tema ya entró en escena la batería de Eric Jiménez (Los Planetas) en un adelanto del fundamental papel que a continuación jugaría ya con el resto de los Lagartija Nick: los guitarristas Antonio Arias y Víctor Lapido y la bajista Lorena Enjuto. También para los temas de Omega subirían al escenario seis chicas de coro, Las Negri y, con el tema Manhattan, de Cohen, la propia Estrella Morente que ya no abandonaría el escenario sumándose a la fiesta con una aportación que desvelaba su lado rockero. El primero de los temas fue el que da nombre a la grabación, para continuar luego con dos del músico canadiense, Alleluyah y el citado Manhattan, temas que cobran valor de himnos y elevan la temperatura dentro y fuera del escenario. Algún tema más del disco -Nocturno de Broklyn Bridge- antes de los solicitados bises. Tiempo de nuevo para Cohen, Take this Waltz, y Lorca, Aurora en Nueva York. Cante y baile, guitarras, batería, coros… una descarga de adrenalina con veinte personas en el escenario y un millar de personas que no bajaba de la nube tras más de dos horas de concierto.

El disco Omega de Enrique Morente y el grupo de rock granadino Lagartija Nick se grabó en 1996 y constituyó una propuesta tan discutida que ni la propia casa de discos del cantaor se hizo cargo de la grabación. Morente, que ya había puesto música a un sinfín de poetas, se propuso, en esta ocasión, hacer lo propio con el poemario Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca. Para plasmar toda su carga de soledad, desamor, angustia o incomunicación, el cantaor quiso contar, además de con una nutrida y sobresaliente compañía flamenca, con la participación del citado grupo de rock. Sobre la atmósfera noise que los Lagartija proporcionan, se insertan los poemas en la voz de Enrique. A ellos se terminaron sumando cuatro temas debidos a Leonard Cohen que complementan la grabación de forma tan coherente como contundente. Doce años después, Omega se muestra como una obra de plena vigencia.

En la pasada primavera, el cantaor decidió colgar la obra en la red (www.morenteomega.com), donde puede ser adquirida, por temas o en su totalidad y donde se reúne una prolija documentación acerca de la misma.

Observando hace unos días la edad de parte del público que asistía al concierto de Alcalá de Guadaira, chicos y chicas aún en sus veinte, uno volvía a ser consciente de la trascendencia de una obra que ha sido banderín de enganche de un nuevo público para el flamenco, quizás de la misma forma que lo fue otra obra igual de contestada en su momento de edición, la camaronianaLeyenda del Tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios