Rocío Molina y Angels Margarit, Premios Nacionales de Danza 2010

  • La malagueña conquista la modalidad de interpretación y la catalana, la de creación

La bailaora Rocío Molina (Málaga, 1984) y la coreógrafa Angels Margarit (Terrasa, 1960) obtuvieron ayer el Premio Nacional de Danza 2010 -en las modalidades de Interpretación y Creación, respectivamente-, que concede el Ministerio de Cultura y está dotado con 30.000 euros para cada una.

El jurado, presidido por Félix Palomero, director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM), organismo a través del cual se otorgan estos galardones, ha estimado en Molina su versatilidad, fuerza, "libertad y valentía", y en Margarit la creación de un lenguaje y estilo coreográfico y generosidad en la formación de artistas contemporáneos.

"Me tiemblan aún las piernas. Estaba haciendo recados por Sevilla, bueno -se ríe- pagando deudas de Hacienda, y me ha pillado totalmente desprevenida", aseguró Molina. "Siempre estoy pendiente para ver a quiénes se lo dan y felicitarles, pero yo, con mis 26 años, no me lo esperaba para nada, aunque sí era un sueño mío tenerlo alguna vez", reconoce la artista, que empezó a bailar con tres años, con 15 ya hacía giras y con 19 años estrenó su primera obra, Entre paredes.

El jurado ha valorado en Molina su aportación a la renovación del arte flamenco, capaz de los más diversos registros, características que se expresan de manera especial en sus últimos trabajos, Oro viejo y Cuando las piedras vuelan.

Molina se graduó en 2002 con matrícula de honor en el Real Conservatorio de Danza de Madrid, y ya, desde un año antes, estaba bailando en la compañía de María Pagés. En 2006 estrenó en el Festival de Jerez El eterno retorno, inspirada en textos de Nietzsche, con la que tuvo un gran éxito y logró el premio de la crítica Flamenco Hoy a la bailarina revelación de ese año.

A Angels Margarit también le ha pillado "por sorpresa" el galardón y, aunque está "muy agradecida" porque se lo dan en una época muy especial para su compañía, Mudances, porque acaban de concluir un año y medio de gira con una retrospectiva de sus 25 años.

El jurado ha considerado su "constante labor de investigación" para enriquecer un lenguaje y estilo coreográfico reconocido internacionalmente. La bailarina, coreógrafa y pedagoga, que ha sido premiada en tres ocasiones con el Nacional de Dansa de Catalunya, pertenece a la primera generación de bailarines contemporáneos de finales de los 70 del Institut del Teatre de Barcelona y desde 1985 dirige una de las compañías de danza más consolidadas del país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios