Mestizaje y nuevos aires para la guitarra flamenca

  • El Centro Municipal de Arte Flamenco La Merced concluye hoy el taller de jazz, que ha dirigido el músico Nono García

Tras años de ausencia, el guitarrista barbateño Nono García ha vuelto a la provincia que le vio nacer. Afirma que se ha llevado "una grata sorpresa", pues al regresar se ha percatado de la evolución de su tierra, de su gente y del arte propio, que él mismo se ha empeñado siempre en exportar. En la tarde de ayer, el rasgueo de la guitarra clásica española salía del aula F, del Centro Municipal de La Merced. Flamenco sí, aunque indudablemente Nono García influencia los sones. Y habla a sus alumnos de bossanova, el jazz, el blues y la música clásica.

Desde el lunes, el guitarrista lidera el Taller de jazz y otras músicas para el flamenco. Nono García resume sus teorías en "trucos profesionales, aprendidos desde la experiencia". Extrapola a Cádiz las enseñanzas que impartió durante un tiempo en la Escuela Creativa de Madrid.

Entre la veintena de inscritos, en mayor medida procedentes de la Bahía gaditana, atienden otros músicos procedentes de Sudamérica y Francia. Hoy, a las 21.00 horas, pondrán en práctica todo lo aprendido en el escenario del centro, con una improvisación acústica con entrada libre. "En este mundo globalizado, el flamenco debe integrarse en una música más universal, más asequible a nivel instrumental, donde puedan aportarse muchos colores o sonidos originales", asevera.

Cuenta que el son cubano, el bolero, la copla y la chanson gala tienen "como común denominador" esa melodía "atlántica", de cuerda. No obstante, el instrumento de madera no pierde su origen, España, a lo largo y ancho del planeta. "Salvo en Brasil, donde ha evolucionado al margen". Las ganas de aprender inundan la sala, en busca de una formación profesional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios