Medina Azahara celebra esta noche en Cádiz sus treinta años de rock andaluz

  • La mítica banda cordobesa ofrece una actuación en la sala Anfiteatro de Cádiz

Eran otros tiempos. Se lo tomaban muy en serio y hacían de aquellas chupas de cuero una forma de vida. Reconocen incluso que veían en el floreciente rock andaluz una forma de insurgencia contra la rancia herencia de cuarenta años de represión.

Medina Azahara nació en Córdoba en el año 1979 a partir del amor de cinco "chavales" por la música dura de Deep Purple, Pink Floyd y Uriah Heep; claro que no era cosa de ponerse a cantar en inglés. Ya Triana, un poco más al sur, había demostrado que se podía mezclar nuestra cultura con otros palos musicales menos exquisitos para dar lugar a un nuevo sonido potente, embaucador y lleno de poesía.

En 1980 Medina Azahara publicó su primer disco, y hasta hoy mismo no han parado de trabajar.

Aunque la formación ha variado en innumerables ocasiones a lo largo de estos treinta y tres años, la propia banda es tan consciente de lo que representa su figura en el universo musical andaluz que no pueden sino defender su propio estilo, su propia manera de comprender el rock, como si se tratase de una suerte de patrimonio cultural.

El pasado año, coincidiendo con el treinta aniversario de la formación de Medina Azahara, sus integrantes publicaron su último trabajo (hasta la fecha), titulado 30 años y la historia continúa, que incluye dvds y material de todo tipo con el que celebran la buena salud de una de las más grandes bandas de nuestro país.

Así, los gaditanos amantes del rock duro (innumerables, por cierto) tendrán esta noche una cita con su propia memoria, con la madre del cordero, con uno de los inventores de un registro musical que ha marcado para siempre el devenir de la cultura sonora andaluza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios