Open 2012 reúne hoy a Mark Olson y Gary Louris, fundadores de Jayhawks

  • Grabaron entre el 86 y el 95 varias obras maestras del country-folk americano

Todavía se estará preguntando Gary Louris, desde su residencia en El Puerto, por qué los Jayhawks sólo están en el olimpo de unos pocos seguidores fieles y no en ninguna antología de la música americana. Lo pensó cuando grabó Blue en 1995, dentro de un elepé inolvidable, Tomorrow the green grass. Era la canción perfecta, la armonía seductora, la letra impecable, la conjunción de voces perfectamente ensamblada, la producción cuidada. En ella se recogía todo el trabajo de diez años, desde que en compañía de Mark Olson formara en Minneapolis la banda y fuera caminando con paso firme hacia ese nirvana sin comerse demasiadas roscas en el mercado. Pero eran pacientes. Blue llegaría... y llegó. ¿Qué pasó? Nada, absolutamente nada. ¿Qué hizo Olson? Ahí te quedas Gary con tu rollo pop. ¿Qué hizo Gary? Con viento fresco, Mark, vete a venderle tu historia country a quien te entienda. Una década después del primer encuentro, uno de los tándem de mayor talento que había dado la música americana saltaba hecho pedazos. Échale la culpa al mercado.

Pero todo destrozo tiene remedio y en 2008, después de dos carreras paralelas en las que ambos ya saben que no se cumplirá el vaticinio de Gary en su canción Big star ("seré una gran estrella... algún día"), han regresado desde la madurez para colaborar juntos y ha sido el delirio. En el Azkena Rock de Vitoria, celebrado en septiembre pasado, el mismo festival en el que los Lemonheads se pegaron la gran piña hasta el punto de salir abucheados, los triunfadores fueron estos dos músicos resucitados de las catacumbas para presentar un nuevo trabajo que verá la luz en 2009, pero que ya rula en los ordenadores de sus más impacientes seguidores, Ready for the flood, una joya desde el principio hasta el final donde el juego vocal es una de las grandes armas, como en los viejos tiempos. Eh, Mark? Eh, Gary?

Esta noche, Open 2012 cierra en el aulario de La Bomba su temporada otoñal con Mark Olson y Gary Louris. Cádiz podrá medir los elogios que han llegado desde Vitoria y Madrid tras haber redescubierto a estos dos músicos a los que las ventas nunca hicieron justicia, pero eso no tiene nada de extraño. Blue, trece años después, sigue siendo la obra maestra que nos hace agradecer que Olson y Louris se conocieran. Aunque luego se pelearan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios