Manuel de la Fuente, doctor Honoris Causa en Venezuela

  • El escultor gaditano recibió la distinción en la Universidad de Los Andes, en Mérida

El escultor gaditano Manuel de la Fuente ha sido nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Los Andes de Venezuela, en Mérida, en un acto emotivo, según recoge la prensa local, en el que se destacaron los méritos de este artista nacido en la plaza de la Cruz verde en 1932 y que se encuentra afincado en la ciudad venezolana, a cuya universidad pertenece, desde hace más de 50 años.

Entre las obras más conocidas de Manuel de la Fuente, destacado especialista en producción monumental en bronce, se encuentran la Virgen de la Paz en Trujillo -un mirador-escultura que algunos consideran su mejor obra-, la estatua de Bolívar en el Puente de Angostura y la figura de Luz Caraballo en Apartaderos. En la provincia gaditana, Manuel de la Fuente fue el autor del monumento a Paquirri de la plaza de toros de El Puerto.

Nacido en Cádiz hace ahora 77 años, Manuel de la Fuente estudió escultura, dibujo e historia del arte en la Escuela de Artes y Oficios de Cádiz. Después, entre 1950 y 1956, se formó en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, en Sevilla. En 1957 protagonizó una exposición individual en el Museo de Bellas Artes de Cádiz.

Tras viajar por aquella época por Francia e Italia, se estableció en Mérida (Venezuela) en 1959. Ha sido profesor de dibujo y escultura en la Escuela Antonio Esteban Frías y en el Centro Experimental de Arte de la Universidad de los Andes, precisamente el centro que le acaba de distinguir con el doctorado Honoris Causa.

La noticia ha contado con bastante repercusión en la prensa venezolana, donde a Manuel de la Fuente se le considera un "escultor universal". Fortunato González, socio de honor del Círculo de Amigos de Antonio Bienvenida, al que también pertenece De la Fuente, publicó en el diario venezolano Frontera, de Mérida, un artículo en el que, arrancando con unos versos de Rafael Alberti, destaca la figura de Manuel de la Fuente: "Es la sensibilidad con la que se nace y que se cultiva con el tiempo lo que permite que el artista ponga en bronce todo el dolor en sus multitudes".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios