La casa del músico Manuel de Falla en Mallorca queda reducida a escombros

  • El Archivo del compositor en Granada alerta de la pérdida patrimonial que supone el derribo

Comentarios 1

Ayer quedó reducida a escombros la casa que el compositor Manuel de Falla habitó durante sus estancias en Mallorca en 1933, huyendo de los ruidos que se producían en Granada y buscando la calma perdida en los años previos a la Guerra Civil. Mosén Thomas, director de la Capella Clásica, se ocupó de buscarle un sitio tranquilo donde pudiera retomar el trabajo, y en esa casita compuso la Balada a Mallorca sobre un tema de su admirado músico Frederic Chopin, que también habitó en Mallorca.

En el Archivo Manuel de Falla de Granada se conserva una numerosa documentación original sobre los meses que Falla pasó en esta casa, singular no sólo por su tipología sino también porque en ella habitó un gran creador.

"La protección patrimonial de estos enclaves es fundamental, y es nuestro deber defenderlos y señalarlos convenientemente, pues son muchas las personas que gustan de visitarlos en sus viajes", señalan desde el Archivo Manuel de Falla.

El carmen de la Antequeruela en Granada es hoy Casa Museo declarada Bien de Interés Cultural, el chalet Los Espinillos en Alta Gracia, Argentina, se ha convertido también en un concurrido museo, y las casas en las que nació y pasó su infancia en Cádiz se conservan intactas y tienen una placa en su fachada recordándolo.

"Desde el Archivo Manuel de Falla nos hicimos eco de la alarma encendida por la Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos ARCA. El Consell Insular de Mallorca y las instituciones implicadas, sin embargo, no han evitado el gran mal de privarnos de un enclave tan singular para el futuro".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios