Les Luthiers repasan cuarenta años de trayectoria

De sobras de ayer nada. Obras. El tiempo no ha oxidado la agilidad de Les Luthiers que bajo el ambiguo y divertido título Las obras de ayer. El refrito repasan sus cuarenta años de trayectoria. Una carrera la del quinteto humorístico donde la música juega un papel privilegiado.

Algeciras y Jerez han sido las localidades elegidas por los argentinos en su recorrido por la provincia de Cádiz. Así, el espectáculo pasará primero, mañana, por el Pabellón Ciudad de Algeciras, mientras que el sábado Les Luthiers hará parada en el Pabellón Municipal de Deportes de Jerez.

Tanto en una ciudad como en otra, los aficionados podrán disfrutar de un show que "en ningún caso es el resumen de una vida", más bien se trata de "una antología", tal y como declaró la pasada semana en Sevilla, Marcos Mundstock, una de los rostros más carismáticos del grupo. "Cada tantos estrenos, solemos hacer una recopilación o refrito. Es grato porque se recogen en un solo espectáculo cosas que han demostrado ser buenas y fuertes. Es una especie de crema de los espectáculos de Les Luthiers. Durante una época temíamos repetirnos, pero más tarde nos dimos cuenta de que ni siquiera los expertos se acuerdan de ciertas cosas".

Así, Las obras de ayer es el tercer espectáculo antológico de los humoristas que, de nuevo "no tiene voluntad de antología definitiva", cuenta el artista. Un montaje donde no faltará el inefable maestro Johann Sebastian Mastropiero, de extraña e interesada fertilidad (espectacular cuando trabaja por encargo) y distinguida sentimentalidad (es conocida su propensión a relacionarse con lánguidas condesas), el músico apócrifo creado por Mundstock para homenajear y parodiar a los compositores clásicos.

Les Luthiers escogen lo mejor de lo mejor de su repertorio para tejer una nueva apuesta donde, entre otros, destacan los números de la Cantata de Don Rodrigo, la historia de una adelantado que llega por primera vez a una América... ya descubierta y El séptimo regimiento, su particular visión de las películas bélicas, ambientada en la Guerra de Corea. Les Luthiers recuperarán también al impresentable predicador Warren Sánchez, representado por un enviado suyo que se gana la vida vendiendo discos y libros a la salida de un teatro, e interpretarán un tema "para cantante y mimos", ¿Quién conociera a María amaría a María?

"Además habrá otro tema de jazz", cuenta Mundstock. No en vano, el artista define a Les Luthiers como "un grupo humorístico en el que la música juega un papel imprescindible". La música y la buena relación de sus componentes, ya que 35 años sobre grandes escenarios y otros cinco como "fenómeno para minorías especializadas", recuerda, requieren de una conexión especial entre sus miembros. "La razón de que sigamos trabajando juntos es que somos, más o menos, buena gente y nos queremos como hermanos. Incluso para pelearnos queremos estar juntos", bromea.

"Además, esta actividad ha sido para cada uno de nosotros un verdadero milagro, un privilegio compartido. Ser consciente de todo esto ayuda mucho en la convivencia", reconoce el intérprete argentino.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios