"Lope de Vega no fue un santo", según el actor Alberto Ammann

  • El intérprete se mete en la piel del poeta y dramaturgo en 'Lope', que se estrena el viernes

Félix Lope de Vega y Carpio (Madrid, 1562-1635) no fue un santo. Pero el amor, "motor de su vida" e "inspiración" de sus obras, lo redimió. Lo cree Alberto Ammann, quien encarnó al dramaturgo español en la película Lope, dirigida por el brasileño Andrucha Waddington y que se estrena el viernes .

"Era un tipo tremendamente orgulloso", define Ammann. "Toda su disputa con Cervantes era una cuestión de egos. Lope no fue un santo. Tuvo de todo y eso lo hace tan humano", detalla el actor, quien cree que "la pasión loca con la que vivió" es uno de los aspectos que hacen que el dramaturgo y poeta siga enamorando al público.

El filme se centra en la vida del "Lope joven", que daba sus primeros pasos, después de regresar de la Batalla de la Isla Tercera. Mientras intenta ganarse la vida utilizando su don con las palabras, dos mujeres se cruzan en su camino: la liberal Elena Osorio (Pilar López de Ayala), hija de Jerónimo Velázquez (Juan Diego), dueño de la compañía que monta sus primeros éxitos, y la soñadora Isabel de Urbina (Leonor Watling).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios