The Last Vegas recalan en la Sala Supersonic de Cádiz durante su gira mundial

  • La banda estadounidense presenta su último trabajo, 'Whatever gets You Off'

Comentarios 1

Aunque resulte difícil de digerir, tras el boom del hard-rock-glam de principios de los años noventa, protagonizado por bandas como los malogrados Guns N' Roses o Skid Row, aún existen formaciones que siguen ahondando en un estilo musical a priori marchito, aportando nuevas y sugerentes ideas en una época en la que lo 'moderno' ha desplazado cualquier atisbo de romanticismo rockero.

The Last Vegas nació en Chicago en 2003 con los oídos bien fijados en la música practicada por bandas como Aerosmith, Mötley Crüe o los ya mencionados Guns N' Roses: rock duro desde un punto de vista estético (melenazos, gafas de sol y mucho cuero); rock inflado con decibelios y riffs de guitarra desde un punto de vista musical.

En dos años sacaron sus dos primeros largos con un sello independiente, y comenzaron a granjearse las simpatías de los amantes de la guitarra cuando su Raw Dog, recogido en High Class Trash (2007), apareció en el juego Guitar Hero II.

Tras cambiar de guitarrista y bajista, en 2008 graban y publican su tercer y homónimo trabajo largo, para después embarcarse en populosas giras mundiales y empezar a cosechar premios.

Aunque fue sobre todo la simpatía que despertó su música en el bajista de Mötley Crüe, el célebre Mr. Nikki Sixx (quien además de llevárselos de gira ha producido su último trabajo: Whatever Gets You Off), lo que terminó determinando su actual estrellato.

Después de compartir escenario con AC/DC, Papa Rouch, Buckcherry y (evidentemente) Mötley Crüe, The Last Vegas llegan a Supersonic para defender una forma de comprender la música que mezcla el rock y el garaje con chupas de cuero y los pantalones brillantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios