Julio Iglesias anuncia que en su próxima gira pasará por Cádiz

  • El cantante afirma que no se quiere morir "con la angustia de que mi país no se entera de lo que pasa conmigo"

Comentarios 7

Julio Iglesias ha anunciado que en su gira de 2008 pasará por Cádiz. En una entrevista concedida a la agencia Efe en Los Ángeles, con motivo de la presentación de sus próximos conciertos, afirma: "Aún no lo había dicho, pero voy a hacer cinco o seis conciertos en España. Tengo que cantar porque no voy a perder conexión con mi país".

El intérprete declara que en España va a actuar "en Málaga, en Cádiz, cerca de mi casa donde veraneo, en Marbella". Y comenta que le gustaría hacer un concierto en el norte de España. "Madrid, Barcelona o grandes capitales no voy a hacer. No, no para no sufrir... para no angustiarme, porque cuando vienen ciudades grandes donde han visto todo sientes los nervios siempre, un poquito de angustia".

Todavía no se conoce el lugar exacto de la actuación del cantante en Cádiz. El Ayuntamiento de la capital gaditana no tiene constancia de la celebración de ningún concierto de Julio Iglesias en la ciudad. Tampoco saben nada en los ayuntamientos de San Fernando, Chiclana, Jerez, El Puerto, Benalup, Villaluenga del Rosario -donde el verano pasado cantó Alejandro Sanz-, Algeciras, La Línea y San Roque. Algunas fuentes consultadas apuntan la posibilidad de que Julio Iglesias haya sido contratado por alguna cadena hotelera, como ya ha ocurrido veranos anteriores en la Costa del Sol, o por algún productor privado.

Durante la entrevista, el cantante manifiesta que tiene mucho interés, "y me gustaría que lo supiera así mi país, de que oficialmente haya un testimonio de que no me gustaría morirme o estar infeliz con la relación que tengo con mi país. Quiero que se refleje de una manera realista mi vida: Hoy aquí -en el concierto que ofreció en Los Ángeles-, hace un mes en Sudáfrica ante miles de personas y hace 20 días dando conciertos en Brasil. Yo quiero que haya una reflexión oficial en mí país después de 40 años, de tantos conciertos en el mundo, y que sepan que no me quiero morir con la angustia de que mi país no se entera de lo que pasa conmigo".

Aunque estas palabras puedan reflejar resentimiento, asegura que no es así. "Es que yo no quiero que la oficialidad española, lo que es oficial, lo que es una televisión española, lo que son los medios de comunicación, no den signos, no reflejen lo que pasa conmigo en el mundo: el hecho de que sea el artista latino más importante, aunque parezca poco modesto decirlo, pero es la pura verdad. Es malo pasearme por las calles de España en cualquier lugar y que me digan: ¿pero dónde estás? ¿Qué estás haciendo?"

En 2008 se cumplen 40 años de su triunfo en el Festival de la Canción de Benidorm, que supuso el inicio de su carrera. Al volver la vista atrás, Julio Iglesias asegura que siente que es "una persona privilegiada por poder, después de tantos años, volver a los mismos sitios. El privilegio más grande de un artista es el poder retornar".

Y no piensa en la jubilación. "Yo voy a cantar hasta que me muera porque no tengo otra cosa que hacer y no sé hacer otra cosa... y disfrutar. Yo disfruto en el escenario", declara, y continúa diciendo que la jubilación "está en función del conformismo que tengas con tu profesión y la vida que Dios te ha dado, si estás cansado de trabajar y de aguantar..., pero lo mío no es aguantar ni trabajar, lo mío es un privilegio, yo no trabajo, yo todo lo contrario, me divierto. La gente es generosísima conmigo. Es una cosa que me parece fascinante, que la gente venga a ver a un artista después de haberlo visto cinco o diez veces".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios