Juan Ángel González de la Calle ilumina de sensaciones la sala Benot

  • El pintor jerezano inauguró ayer su exposición 'Chandelier', en la que exhibe un muestrario de lámparas de cristal concebidas como transmisoras de emociones, experiencias o paisajes

Juan Ángel González de la Calle es un mago del arte conceptual. Sus planteamientos, siempre juguetones, capturan la mirada de un espectador siempre a la expectativa. Y así ocurre con la propuesta que ayer inauguraba en su incondicional galería Benot, Chandelier, en la que juega a vislumbrar emociones entre destellos de luz. Un muestrario de lámparas de cristal se exhibe en este nuevo tablero en el que el pintor jerezano juega a "a pintar a través de sensaciones, de vibraciones, para comunicar mejor la idea".

No es la primera vez que recrea estos elementos domésticos en su extensa trayectoria. "Incluso la dibujaría ya en mi infancia", supone. Pero sí se estrena en la forma en que las despoja de todo contexto, de toda distracción, para elevarla al protagonismo sumo, "pues tiene peso suficiente para convertirse en el protagonista de cada una de las obras".

Un perspectiva que a su vez depura de formalismos técnicos, para introducirse en lo puramente emocional. "He huido del pincel fino y del dibujo preciso", explica de este nuevo paisaje sensitivo elaborado entre lámparas de cristal que desde ayer alumbra la galería Benot.

Para ello ha abierto el archivo de su memoria a través de estos bonitos artilugios por los que en cierto modo se asoma a su infancia, o a la de todos, a cualquier recuerdo o sensación, desde las perlas destelleantes que penden de ellas o los propios reflejos producidos por la luz. "Quiero invitar a la reflexión, porque a poca imaginación que le eches, las lámparas tienen muchas cosas que contar, pues ha estado en todas partes y en los lugares más preferentes", incide.

Por eso no se agarra precisamente a la morfología o las formas, sino a la luz, la intimidad que produce "esos destellos de luz sobre las pequeñas figuras geométricas de vidrio, conformando por sí sola un paisaje nocturno en un espacio vacío". Por citar un ejemplo de cuánto puede inspirar el objeto de representación, "en un juego íntimo del espectador con el elemento representado. Un monólogo", asevera de la Calle.

Y es que el autor jerezano tiene experiencia en esto de sorprender, de atrapar miradas. En el arte de innovar a cada paso, que no es lo habitual en el mundo del arte precisamente. "Yo no me veo descubriendo un filón comercial y explotarlo durante toda la vida. Creo que el artista debe tener un compromiso con el arte, aportar algo. Me gusta investigar nuevos caminos, tener ese compromiso de levantarme y ver qué hacer".

No hay dos exposiciones iguales en su obra. Una trayectoria expositiva colmada de paisajes idílicos, inquietantes o escenas imposibles, en la que siempre avanza en una nueva y creativa vuelta de tuerca. "Cortar una serie no significa olvidar, sino apartarla o dejarla ahí, y trabajar en otros proyectos e ideas. En definitiva, recurrir a esta parada si crees que puedes mejorar el discurso". Éste es su compromiso, así entiende y concibe el arte, en el que la bombilla se vuelve a encender, en esta ocasión en Chandelier, con una veintena de piezas concebidas "expresamente para las paredes de Benot".

Lámparas reales o inventadas, perfiladas de velas, lágrimas y detalles de cristal, pintadas al óleo sobre fondo negro, en su mayoría, en este intento manifiesto de depurar y romper las formas. "Hay una referencia fotográfica cuando las pinto, pero finalmente voy dando la forma que me apetece, que me va pidiendo".

De esta forma entiende la representación de esta figura icónica que es la lámpara, con la que vuelve a aterrizar en Benot, donde ha expuesto en numerosas ocasiones. Un incondicional de la sala, cuya producción forma parte de los más destacados circuitos artísticos contemporáneos como Arco o la feria de arte de Nueva Delhi. Su obra, cargada de personalidad, forma así parte de importantes colecciones nacionales e internacionales, siendo ya un claro referente en la plástica actual .

'Chandelier'

Juan Ángel González de la Calle Galería Benot, Pintura. Puede verse hasta el próximo 30 de agosto. De lunes a viernes de 10:00 a 13:30 h. y de 17:30 a 21:00 horas. Sabados: de 10:30 a 13:30. Y sabados de agosto cerrado

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios